¿Quién no se ha hecho un selfie alguna vez en su vida? Todos hemos caído en el fenómeno de la autofoto, ya sea para subirla a Instagram, a Facebook o para mandarla por Whatsapp a tus amigos y familiares. La cuestión es que todos tenemos alguna selfie rondado por la galería de fotos del móvil.

A pesar de que parece un acto inofensivo y muy seguro (¿Qué pueden hacer con un selfie?), parece que hay que tener cuidado a la hora de realizarse una foto uno mismo, especialmente si soléis levantar los dedos con el símbolo de la Victoria en las fotografías, algo que es bastante habitual en todas las culturas.

Las huellas dactilares de una persona pueden ser copiadas a través de fotografías de hasta tres metros de distancia.

Ahora bien, ¿Por qué hay que tener cuidado? Unos investigadores japoneses han podido descubrir que las huellas dactilares de una persona pueden ser copiadas con relativa facilidad en fotografías de hasta tres metros de distancia, casi nada. Es posible que hace algunas décadas esto no tuviese demasiada importancia, pero hoy en día se usan las huellas dactilares para algunos dispositivos de seguridad, por lo que ahora sí que es un tema bastante serio.

El investigador Sankei Shimbu, que trabaja en la investigación de seguridad en medios digitales del Instituto Nacional de Japón de Informática, aclara que solo por hacer el símbolo de la paz, o de la victoria, delante de la cámara se pueden capturar las huellas digitales de una forma fácil y rápida. Es por ello por lo que se recomienda eliminar estas fotografías de la galería y de las redes sociales.

huella

Hoy en día se usan las huellas dactilares para desbloquear teléfonos, ordenadores portátiles, aplicaciones bancarias, puertas o automóviles. Con la huella dactilar se puede llegar a muchísimos bienes en la actualidad y es por ello por lo que se recomienda extrema precaución a la hora de optar por proteger algunos bienes por medio de este sistema.

Es por eso por lo que el equipo del Instituto Nacional de Japón de Informática, cuyas siglas son NII, está intentando desarrollar una forma más sencilla y fácil de proteger los dedos, especialmente la yema de los dedos. Para ello quieren emplear una especie de película translúcida realizara con oxido de titanio que confundirá a los hackers y ladrones y que les impedirá obtener las huellas dactilares de cualquier persona que quiera hacerse un selfie mostrando las manos.

Se está trabajando para desarrollar un recubrimiento que impida obtener las huellas dactilares.

Eso sí, es importante saber que este avance no llegará al mercado hasta dentro de un par de años, cuando la tecnología de los hackers también esté aún más avanzada, así que, de momento, intentad no enseñar las palmas de las manos en ningún tipo de foto, sea una selfie o no, ya que de ahí podrán obtener todos tus datos y llegar a robarte.

Y tú, ¿Te has hecho autofotos con el símbolo de la paz o de la Victoria alguna vez en tu vida?