Aunque hace años pensáramos que la relación de la Reina Sofía y Letizia era la mejor que podía existir, con el paso de los años se ha ido desvelando que, en realidad, no se llevan nada bien. Es más, podríamos decir que Letizia le tiene más tirria a su suegra Doña Sofía que al propio Don Juan Carlos.

Hace algunos meses vivimos una polémica que dio la vuelta al mundo, en la Misa de Pascua en Mallorca, en la que pudimos ver cómo la reina consorte no dejó a Doña Sofía echarse una foto con sus nietas, Leonor y Sofía. Además, también pudimos ver cómo la pequeña Leonor le quitaba la mano a su abuela de una forma muy brusca.

La cuestión es que esta no es la primera vez que Letizia ha dejado flipando a la Reina Sofía, es decir, que no es la primera vez que le ha hecho un desplante de este tipo. ¿Quieres conocer algunos más? A simple vista no lo parecen, pero si te paras a analizarlo se ve claramente.

El desplante de Letizia en Mallorca a Doña Sofía

Ya sabemos que a Letizia no le gusta ir a Mallorca, aunque realmente no entendemos el por qué. Letizia se siente incómoda y quiere que todo pase lo más rápido posible y se le nota. Sus gestos, que no son pocos, la delatan.

El pasado verano, Letizia tuvo otro de esos gestos feos con Doña Sofía que aún no entendemos. La Reina Letizia se desplazó hasta el Palacio de la Almudaina junto con Don Felipe VI y su madre, la reina emérita Sofía. Nada más bajarse del coche, la mujer del Rey de España se acercó al pueblo y empezó a saludar, aunque con un ritmo bastante rápido, tanto que, cuando ella había terminado, el Rey Felipe VI iba solo por la mitad del camino.

Letizia se dirigió al interior del Palacio, sin esperar a su marido, cosa que debería respetar para seguir el protocolo, y cuando pasó por delante de su suegra ni le dirigió la mirada. Es cierto que después, en las fotos, se les vio muy felices, pero ahora nos damos cuenta de que todo es una farsa.