El alquiler de viviendas de protección oficial desciende.
El alquiler de viviendas de protección oficial desciende.

El coste medio de los inmuebles en nuestro país ha experimentado durante los dos últimos ejercicios una tendencia ascendente que ha sorprendido a propios y a extraños, tanto dentro como fuera del sector. Y es que, si en 2015 el crecimiento del precio cuadrado de venta alcanzó cuotas de cinco puntos, para 2016 el mismo se lanzó hasta el 7,65%.

Sin embargo, se trata de una situación que parece tener sus días contados y que se encuentra abocada al fracaso en 2017 y en los años venideros. Por lo menos, eso aseguran desde el Club Noteges, una asociación que abarca a más de 1.016 profesionales inmobiliarios en España y que representa a un total de 176 empresas asociadas,

José Luis Jimeno, presidente ejecutivo de Club Noteges
José Luis Jimeno, presidente ejecutivo de Club Noteges

De hecho, y en este sentido, su presidente ejecutivo, José Luis Jimeno, asegura que “ya en 2017 han comenzado a aflorar los primeros datos que confirman una corrección en el mercado“. Estas declaraciones se han producido este viernes en Madrid y en el entorno de la presentación de un informe que valora el mercado inmobiliario a través de su experiencia empresarial.

En cualquier caso, y volviendo al tema central que nos ocupa ¿por qué ha estado subiendo en los últimos ejercicios? La respuesta es sencilla para estos representantes del sector: La loca carrera electoral que llevamos sufriendo en nuestro país desde el año 2015 -coincidiendo con las elecciones municipales- ha llevado a los representantes políticos a mandar mensajes de optimismo y positivos a los ciudadanos.

“Los representantes políticos crearon una sensación de optimismo que se hizo eco en los medios para llegar a los ciudadanos”

Hemos observado que los picos de crecimiento -hay que recordar que el sector inmobiliario suele contar con una estructura de sierra a lo largo de tiempo en cuanto a precio de venta- han estado alcanzando sus mayores cotas con los eventos y periodos de máxima actividad política“, admite el propio Jimeno.

Como ejemplo de esta tesitura, y volviendo a las elecciones autonómicas y municipales de 2015, desde la organización han logrado observar como, a partir de enero del citado año, los costes medios por metro cuadrado comenzaron a subir, para finalmente alcanzar su punto máximo en mayo.

Tras el quinto mes del año, y siguiendo la estructura habitual de picos de sierra, la tendencia temporal volteó la situación y llevo al sector a un desplome en junio en este mismo sentido. Aunque la inclinación global se encontraba ya marcada al alza. 

Desde luego, y como ya se ha adelantado al comienzo de la noticia, esta tendencia no va a ser estable. Y es que, desde el Club Noteges auguran que “la propensión real del precio medio de venta de viviendas va a sufrir un periodo de estancamiento para su medio y largo plazo”.

“Durante los años buenos, existían seis compradores por viviendas ofertadas”

“Es una cuestión de tendencia demográfica. Los años de los dos Booms inmobiliarios coincidieron con aquellos periodos en los que todos aquellos nacidos durante la época de los 60′ –Baby Boomacudimos en masa a comprar primero una vivienda habitual y después una segunda para veranear“, explica en este sentido Jimeno.

En cualquier caso, si hace una década existían seis compradores por cada vivienda en el mercado, en la actualidad la demanda ha caído por la situación económica del país y la caída en cuanto a natalidad -durante los años 80′ contábamos ya con la tasa más baja de toda Europa-. 

“Las separaciones y los divorcios están levantando un poco la demanda, igual que los traslados labores. Sin embargo, el nicho principal que debería conformar la gente joven que se emancipa no lo está haciendo por la situación económica y un retraso de una década en la emancipación“, confirma el presidente de Noteges.

Las principales motivaciones de venta

Por otro lado, en nuestro país ha habido un cambio total en los paradigmas que motivan la venta de los pisos. Y es que, desde luego, en la actualidad comienzan a tomar forma razones que hace años eran minoritarias o incluso anecdóticas.

Los traslados por trabajo y negocios se han convertido, así, en una de las principales causas en muchas zonas de España. Es el segundo argumento más utilizado en Madrid, tras las herencias y por delante de los motivos económicos, mientras que en Andalucía o la zona del Levante español ocupan el tercer puesto.

Por otro lado, también aumenta el porcentaje de aquellos que consideran que su hogar comienza a quedarse grande. “Esto hace una década era impensable, la predisposición general era la contraria”, confiesa Jimeno.

A nivel general, el 22,77% de las compra-ventas de inmuebles realizadas han sido la de aquellos adquiridos como herencia. Por lo que se transforma en la principal razón, mientras que los problemas económicos le siguen y acaparan el 10,37% de las operaciones y el traslado laboral llega al 6,08%, según los datos de los que dispone -a través de su actividad- el propio club inmobiliario.

Comentarios