tele
Vicente Vallés

La Última Hora es el digital que se ha lanzado desde el cobijo de Podemos para defenderse de la brutal campaña del establishment que ha organizado por tierra, mar y aire contra Pablo Iglesias, contra el que tiran con cinismo.

“Usar webs de intoxicación desde partidos en el gobierno no solo es una práctica aberrante en la derecha”, pensaba Ramón Espinar. Gloria Erizo aseguraba que “si creemos en sociedades más dignas y justas debemos trabajar para fomentar medios libres, un pensamiento crítico y tratar a la ciudadanía sin condescendencia, no son un mero producto a trabajar para provecho de algunos. Pedagogía política, cultura crítica y periodismo libre”.

IMPRESCINDIBLE

El digital dirigido por Dina Bousselham que ha señalado a periodistas como Vicente Vallés, Antonio García Ferreras o Àngels Barceló, aseguraba en su lanzamiento que creían “que es imprescindible que existan medios como este, que cuenten lo que otros no se atreven a contar” y que mirasen “de tú a tú a la cloaca mediática”.

Podemos no se cortaba y recaudaba a través de un correo: “Si tú también piensas que proyectos como La Última Hora son necesarios, puedes hacerte socio o socia”. Pablo Iglesias se despedía con cariño de su excompañera: “Te echaremos mucho de menos en Podemos. Estoy convencido de que tú y tu equipo haréis de La última hora una referencia informativa”.

Pablo Echenique también promocionaba el nuevo negocio mediático. “Sé que La última hora va a ser, bajo su mando, un medio comprometido con la democracia y la verdad y al que van a temer los mafiosos de las cloacas y sus brazos mediáticos fake”. 

PRESENTACIÓN

La Última Hora se presenta como “un medio de comunicación sin ingresos por publicidad ni de bancos ni de multinacionales ni de ningún otro tipo, un diario digital libre de esos grandes poderes y que depende solo de ti“.

El digital habría sido utilizado, según algunos exaliados de Podemos, como partidario de los enemigos de los críticos de Iglesias. Una de las que habría sufrido la metralla es Teresa Rodríguez, que hace unas semanas fue expulsada de Adelante Andalucía.

Cuenta La Última Hora que algunas voces apuntan que durante la maternidad de Teresa Rodríguez “se han tomado algunas decisiones polémicas que llevaban su firma, como dejar sin sueldo a los trabajadores de IU del grupo parlamentario o adueñarse de una marca y una coalición que se creó con principios muy distintos. Estas decisiones son las que según fuentes del grupo parlamentario ‘desencadenaron que su salida fuera inminente'”.

“Pero hay un hecho que llama la atención a los excompañeros de Rodríguez. Resulta que los aspavientos que ahora realiza Teresa Rodríguez por su permiso de maternidad, no los mostró cuando Íñigo Errejón partió Podemos en Madrid y montó en secreto otro partido durante la baja de paternidad de Pablo Iglesias. Incluso, se pudo ver a Rodríguez apoyar a Errejón durante su movimiento electoral”, añaden.

El digital asegura que “Teresa Rodríguez abrió recientemente una cuenta bancaria ocultándoselo a su grupo parlamentario, y solicitó al Parlamento andaluz que transfiera en esa cuenta el dinero de la asignación que el Parlamento da a los partidos. Izquierda Unida de Andalucía denunció ayer los motivos reales por los que Teresa Rodríguez habría sido enviada al grupo mixto, y es que Teresa Rodríguez se habría quedado con 109.000€ de Podemos y de IU”.

ENFADO

Teresa Rodríguez ha demandado a La Última Hora porque aseguran, “la verdadera finalidad del artículo es lesionar su honorabilidad mediante una afirmación mendaz atribuyéndole una conducta delictiva, coincidiendo con su expulsión del grupo parlamentario Adelante Andalucía dos días antes”.

“El artículo no busca informar, sino construir una versión falsaria de la realidad, con el objetivo de erosionar la imagen pública” de la líder andalucista “en tanto que portavoz del grupo parlamentario Adelante Andalucía, y la cara más visible del mismo”.

Según la exlíder de Podemos Andalucía es “evidente que el medio digital no ha contrastado la información que publica, ni ha realizado la investigación mínima necesaria antes de publicar una noticia en la que se atribuye” a la exbaronesa “la comisión de un delito de apropiación indebida del artículo 253 del Código Penal“.