tomate

El consumo diario de tomate parece ser que puede reducir el desarrollo de tumores de cáncer de piel a la mitad en un estudio con ratones en la Ohio State University. Un nuevo descubrimiento sobre los beneficios de comer tomates se basa en la evidencia previa de los beneficios en la prevención del cáncer.

El nuevo estudio de cómo las intervenciones nutricionales pueden alterar el riesgo de cáncer de piel apareció en línea en la revista Scientific Reports.

Se ha descubierto que los ratones machos alimentados con una dieta de 10 por cien a base de polvo de tomate todo el día durante 35 semanas y que luego fueron expuestos a la luz ultravioleta, experimentaron, en promedio, un 50 por ciento de disminución en los tumores de cáncer de piel en comparación con ratones que no comieron tomate deshidratado.

La teoría detrás de la relación entre los tomates y el cáncer es que los carotenoides de la dieta, los compuestos de pigmentación que dan a los tomates su color, pueden proteger la piel contra los daños de la luz UV, dijo Jessica Cooperstone, autora del estudio y científica investigadora del Departamento de Alimentos Ciencia y Tecnología en la Facultad de Ciencias Alimentarias, Agrícolas y Ambientales del Estado de Ohio.

No hubo diferencias significativas en el número de tumores de los ratones hembra en el estudio. Investigaciones anteriores han demostrado que los ratones machos desarrollan tumores antes de la exposición a los rayos Ultra Violeta (UV) y que sus tumores son más numerosos, más grandes y más agresivos.

“Este estudio nos mostró que tenemos que considerar el sexo cuando se exploran diferentes estrategias preventivas“, dijo el autor principal del estudio, Tatiana Oberyszyn, profesora de patología y miembro del Centro Integral de Cáncer del Estado de Ohio.

Lo que funciona en los hombres no siempre funciona igual de bien en las mujeres y viceversa“.

Los ensayos clínicos en humanos realizados anteriormente sugieren que comer pasta de tomate con el tiempo puede amortiguar las quemaduras solares, tal vez gracias a los carotenoides de las plantas, que se depositan en la piel de los seres humanos después de comer, y puede ser capaz de proteger contra los daños de luz UV.

El licopeno, el carotenoide primario en los tomates, ha demostrado ser el antioxidante más eficaz de estos pigmentos“, dijo.

“Sin embargo, al comparar el licopeno administrado de un alimento entero (tomate) o un suplemento sintetizado, los tomates parecen más eficaces en la prevención contra la irritación de la piel, después de la exposición a los rayos UV, lo que sugiere que otros compuestos en los tomates también pueden estar en juego“.

En el nuevo estudio, los investigadores del estado de Ohio encontraron que solo los ratones machos alimentados tomates rojos deshidratados tenían reducciones en el crecimiento del tumor. Aquellas alimentadas con tomates mandarina, que han demostrado que contienen mayores cantidades de licopeno biodisponible en investigaciones previas, se observó que desarrollaban menos tumores que el grupo de control, pero la diferencia no fue estadísticamente significativa.

Cooperstone está actualmente investigando compuestos de tomate distintos del licopeno que pueden aportar beneficios para la salud.

Los cánceres de piel son los más comunes de todos los cánceres, con más casos nuevos que en España ha aumentado un 38% en los cuatro últimos años, cada año se detectan unos 150.000 nuevos casos y se producen 600 muertes cada año. Referente a otros cánceres, y ya fuera de nuestro país, como los cánceres de mama, próstata, pulmón y colon, según la Sociedad Americana del Cáncer.

A pesar de una baja tasa de mortalidad, estos cánceres son costosos, desfigurantes, y sus tasas están aumentando, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos.

“Los métodos alternativos para la protección sistémica, posiblemente a través de intervenciones nutricionales para modular el riesgo de enfermedades relacionadas con la piel, podrían proporcionar un beneficio significativo“, dijo Cooperstone.

“Los alimentos no son medicamentos, pero pueden, a lo largo de la vida de consumo, alterar el desarrollo de ciertas enfermedades“, dijo.

Comentarios de Facebook