seguridad en el trabajo

Edificios, parques, garajes, carreteras… Vivimos rodeados de infraestructuras que nos facilitan la vida. Cada día, cientos de miles de obreros salen de sus casas para dedicar su jornada laboral a crear estos edificios que hacen la existencia más cómoda y confortable.

Su labor es fundamental y por eso es importante asegurar su seguridad en el trabajo: cumplir con los protocolos establecidos por la ley e ir equipados con cascos, guantes o botas de seguridad es algo obligatorio en cualquier obra, porque asegura que, ante cualquier accidente, el trabajador pueda salir ileso.

La concienciación sobre el uso de medidas de seguridad en el sector de la construcción cada vez está más implantada. Tanto los trabajadores como los empresarios reconocen lo importante que es ir bien equipados y trabajar conforme a las normas de seguridad establecidas.

Y es que tanto la equipación como la normativa ya han demostrado en sobradas ocasiones que el riesgo de accidentes se reducen o no son tan graves como antes de utilizarlas, con lo que no solo se preserva la salud de las personas, sino el buen desarrollo y el cumplimiento de los tiempos en la finalización de las obras.

Elementos de seguridad en las obras

Son muchos los elementos de seguridad que afortunadamente se han ido implantando poco a poco en las tareas de construcción.

Los principales son los ya citados elementos de seguridad personal: guantes, cascos, monos, botas de seguridad… Todo ello está enfocado a proteger al trabajador frente a golpes, cortes o heridas que pueden ocurrir de manera habitual en el día a día.

A esto se suman otra serie de elementos que también vienen a elevar la seguridad en el trabajo. Por ejemplo, los trabajadores que están en espacios abiertos y de riesgo como carreteras suelen ir equipados con chalecos reflectantes para que los conductores puedan verlos a distancia.

Otro caso es el de los elementos estructurales, como las vallas que se ponen actualmente en los andamios o en las partes altas de los edificios en construcción para evitar que alguien pueda sufrir una caída desde bastante altura.

El equipo sanitario

Por ley, todas las empresas deben tener a disposición de los trabajadores un botiquín con elementos suficientes para curar o mantener heridas o golpes mientras llega un equipo médico.

Este elemento de seguridad en el trabajo es también importante porque puede evitar infecciones de heridas y otro tipo de problemas derivados de un corte o una caída.

A esto se suele sumar una formación básica en riesgos laborales, que ayuda a los obreros a conocer qué se puede hacer y qué no durante el trabajo para no poner en riesgo la vida.

 

La suma de todas estas cosas ayuda a mantener la mejor capacidad de trabajo y la seguridad de la plantilla. El uso de botas de seguridad y esos otros elementos que protegen al trabajador no solo no son un gasto inútil, sino que mejora el rendimiento y la imagen de las empresas que se esfuerzan por aplicarlo correctamente en el día a día.