CaixaBa

La incertidumbre generada por el bloqueo político en el país, la guerra comercial y de divisas entre Estados Unidos y China, una posible retirada sin acuerdo del Brexit o los malos datos económicos de otros países europeos, podrían empujar a España a profundizar en su desaceleración económica. Y, de confirmarse, esta desaceleración económica no afectaría igual a las grandes empresas españolas. La Fundación Bancaria ‘La Caixa’, Telefónica, El Corte Inglés, Caixabank e Inditex son las cinco grandes empresas sistémicas españolas que mejor refugio suponen en caso de una fuerte desaceleración de la economía española, al mismo tiempo que el mejor revulsivo para una recuperación posterior, según los españoles.

Así se desprende del último estudio realizado por la consultora Advice Strategic Consultants a partir de una encuesta cuantitativa a 2.400 personas, 1.000 líderes de opinión y 2.400 pymes y autónomos durante los últimos meses de junio, julio y agosto sobre las primeras 400 empresas de España por volumen de facturación.

Para los encuestados, Telefónica es la única compañía de tecnologías de la información que ofrece todos los productos y servicios de la era digital

Entre estas grandes empresas, la Fundación Bancaria ‘La Caixa’, accionista de Telefónica, Naturgy o Cellnex a través de su holding Criteria Caixa, se alza como la compañía sistémica en la que más confían los españoles para sacar a España de la desaceleración económica, por su contribución a la economía, al empleo y por su interdependencia con el resto de empresas y pymes españolas.

Este conglomerado empresarial dedica 540 millones de euros al año a proyectos sociales a través de su Obra Social, lo que, junto con sus participaciones accionariales, entre las que se incluye el 40% de CaixaBank, que aporta un gran volumen de financiación para proyectos empresariales, hace que su contribución al PIB, al consumo y a la inversión sea “esencial” para que, en caso de desaceleración, la economía española vuelva a encauzar su crecimiento.

CONFIANZA FRENTE A LA INCERTIDUMBRE

Pese a que España continúa creciendo a un ritmo del 2,3% anual en el segundo trimestre y el Gobierno espera terminar el año en este mismo nivel e incluso en torno al 2% el próximo año, el texto apunta a que España podría ahondar en su desaceleración económica.

Sin embargo, según el estudio, los españoles volverían a poner su confianza en las grandes empresas españolas que más aportan a la economía. Tras la Fundación Bancaria La Caixa, la segunda empresa en la que más confían es Telefónica.

Los encuestados ven en la ‘teleco’ un ejemplo de la ‘nueva economía’, gracias a su esfuerzo por digitalizarse, lo que, tanto de forma directa e indirecta, ayuda a que las pymes y las administraciones públicas también profundicen en su proceso hacia la digitalización.

Telefónica

Telefónica es la empresa española con más dinero en caja según Moody’s

Telefónica se sitúa como la empresa española con más dinero en caja, con un total de 8.540 millones de euros, según la agencia Moody's.La...

Telefónica, junto con su ecosistema interno (Wayra, Acens, Eleven Paths) y externo (Amazon-AWS, Microsoft-Azure, Google, HP, HPE y Cisco) se ha convertido en la única compañía española de tecnologías de la información que ofrece todos los productos y servicios de la era digital o Cuarta Revolución Industrial: Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Cloud Computing, Big Data, Conectividad, Contenidos”, destaca el estudio.

Por detrás, se encuentran El Corte Inglés, CaixaBank, Inditex, Banco Santander, Mercadona, Naturgy, BBVA, Cellnex e Iberdrola, en este orden, además de otras como Orange, Vodafone, MásMóvil, Bankinter, Sabadell, Bankia, Mango, H&M, Carrefour, Alcampo, Eroski, Primark, Cortefiel, Lidl, AhorraMás, Repsol, Endesa, Abertis, Ferrovial, Aciona, ACS, Sacyr, FCC, OHL, Danone, Unilever, Nestlé, Calidad Pascual, Campofrío, El Pozo, Kraft, Lactalis/Puleva, Mondelez, Meliá, Barceló, NH, AC Hoteles, Iberostar y Ritz Carlton.

LOS AVISOS NO CENSAN

Los avisos están llegando desde todas las instituciones. El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, alertaba sobre este asunto hace unos días, aprovechando su intervención en los cursos de verano de La Granda (Asturias). En el encuentro avisaba del impacto de “la incertidumbre política” de algunos países en el gasto de las empresas. Y a continuación confirmaba la desaceleración económica de España.

El Ibex 35 necesita un Gobierno que acabe con la incertidumbre

La bolsa española es la más rezagada entre las europeas en lo que va de año. Aunque son muchas las incógnitas que afectan a...

La semana pasada, la ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, aseguraba que la economía española y su previsión para el próximo año “sería más positiva” si el país contara con un Gobierno y tuviera “estabilidad” los próximos cuatro años, algo que le permitiría abordar los riesgos e incertidumbres a los que se enfrenta.

Sin embargo, Bruselas sí confía en España. La Comisión Europea revisaba dos décimas al alza su previsión de crecimiento para España en 2019, confiando en que la economía se expandirá a un ritmo del 2,3%. Aunque mantenía sin cambios su pronóstico del 1,9% para 2020.