¿Necesitas dinero y no dispones de él en tu cuenta corriente? En tu banco, de acuerdo con lo que cobren, te ofrecen un préstamo personal. No importa que seas de La Caixa, de BBVA, de Bankia suele haber requisitos comunes antes de que te lo concedan.

Ya sea que te quieras comprar un coche, dar la entrada para una casa, o que debas hacer frente de tu bolsillo a un gran pago del que no dispones el dinero, puedes optar por este tipo de financiación. Un consejo para que esto no pase y no te veas en la obligación de pedir un préstamo es ser previsor e ir ahorrando todos los meses una parte de tu sueldo.

Sin embargo, esto en la teoría queda muy bien decirlo, pero en la práctica puede ser algo más complicado. Por ello, no te preocupes. Si te encuentras en esta situación, descubre cuáles son las condiciones para que te lo acepten seas del banco que seas. ¡Y a disfrutar del dinero!

Pedirlo sin nómina o aval

aval BBVA

De la misma forma que ocurre con los clientes cuyo nombre aparece en una lista de morosos, aquellos que no cuenten con nómina o aval carecen prácticamente de oportunidades.

Pero esto es hablando si nos vamos al banco como único centro de financiación. Si este es tu caso, también podrás encontrar algunas empresas de capital privado que no cuenten con estos requisitos a la hora de conceder préstamos.

Haz una comparativa exhaustiva, pues no todas son muy permisivas. Y estate siempre atento a la letra pequeña del contrato. Muchas veces lo mejor es hacerlo con el banco a toda costa.