Kombucha Komvida
Nuria y Bea, fundadoras de Komvida

Las tendencias actuales en el mundo del consumo garantizan el éxito de productos sostenibles y naturales. Este es el caldo de cultivo perfecto para desarrollar nuevas marcas, y Komvida es una de ellas. “Que tu alimento sea tu medicina” es parte de la filosofía de la startup Komvida fundada por Nuria y Bea. Desde el desván de su casa en Fregenal de la Sierra (Extremadura) dieron vida al proyecto de elaborar kombucha, una bebida milenaria procedente de Asia.

Su startup es pionera en España en la fabricación de kombucha, una bebida 100% natural que aspira a convertirse en la alternativa sana a todos los refrescos tradicionales, carbonatados y azucarados. Los últimos datos de crecimiento empresarial avalan el acierto de su apuesta. Beatriz Magro Nogales, una de las fundadoras de la empresa analiza durante una entrevista con MERCA2 la evolución de su proyecto.

En su pueblo natal, Fregenal de la Sierra (Extremadura), comenzaron a dar vida a su negocio. A día de hoy, siguen instaladas allí. “Quizá habría sido más fácil y cómodo haber montado Komvida en Madrid por un tema de distribución y logística, pero queríamos apostar por nuestro pueblo y por fomentar la economía de la zona”, explica la cofundadora de Komvida, y es que el 90% de los trabajadores de Komvida son mujeres locales. Por este y otros factores descartan trasladar la fábrica a otro punto geográfico.

Los primeros pasos del proyecto contaron con financiación propia y algo de capital FFF (Friends, family and fools), o lo que es lo mismo, inversores privados del entorno del emprendedor. Además, el recibir una inyección de capital público, a través de la empresa estatal Enisa, que fue de gran ayuda, según aclara Beatriz.

Por el momento, la idea es mantener la esencia independiente de su empresa y no integrarla en otras compañías del sector. El futuro es optimista, y aunque prefieren no revelar datos de facturación, sostienen que el crecimiento correspondiente al 2019 ha sido del 300%. Igualmente, las previsiones en esta área están encaminadas a mantener la tendencia alcista.

UN PROBIÓTICO NATURAL

“Komvida se produce a partir de cuatro ingredientes: té verde ecológico, agua de manantial, azúcar de caña y scoby (simbiosis de bacterias y levaduras). El scoby fermenta el té a partir del azúcar de caña, y el resultado es una bebida de delicadas burbujas y con un bajo contenido en azúcar residual”. Así definen desde Komvida su kombucha.

El diseño del packaging recuerda a la medicina. “Teníamos claro que sería vidrio y que reflejaría lo que es la kombucha: un probiótico natural con miles de beneficios para el sistema inmunológico y digestivo”, añade la confundadora.

KOMVIDA, UN EXITO DE LA DISTRIBUCIÓN

La popularidad de su producto no pasa desapercibida para las grandes superficies, pero tampoco para pequeñas tiendas de alimentación. Entre los más de 3.000 puntos de venta de Komvida se encuentran Carrefour, Alcampo o Hipercor. Como cabe esperar de su naturaleza de startup, la web de la empresa también es un canal importante para la comercialización del producto.

Komvida ha traspasado las fronteras nacionales. En poco más de dos años, ya está presente en Portugal, Estados Unidos y Panamá. Quizá por un tema de proximidad, el país luso es donde Komvida cosecha más éxitos. Además, entre los planes de futuro está cubrir la demanda de más países e incrementar el número de puntos de venta.

Incrementar el número de establecimientos Horeca es uno de los principales objetivos de la marca de cara al 2020. En cuestión de clientes, alcanzar al público millennial y captar consumidores masculinos son otros retos para el próximo año. También prevén seguir contratando vecinos de Fregenal de la Sierra para contribuir a la economía de la zona.