Los modelos de Kia Niro

El fabricante coreano KIA envió una circular a su red de concesionarios en España el 1 de agosto en la que prohíbe facturar y matricular vehículos eléctricos o híbridos hasta el 1 de enero de 2020, tal y como indica el documento al que ha tenido acceso en exclusiva MERCA2.

En concreto, la carta firmada por el director de Planificación y Logística de KIA Motors Iberia refleja que “no se podrán facturar unidades EV (vehículo eléctrico) y PHEV (vehículo híbrido eléctrico enchufable) desde el 1 de octubre de 2019”. Del mismo modo, quedaba prohibido “matricular unidades EV y PHEV desde el 1 de noviembre de 2019”.

De hecho, afirma la carta de KIA Motors Iberia, “el cumplimiento de estas obligaciones es ineludible sin que quepa excepción alguna a las mismas”. “Las restricciones quedarán anuladas desde el 1 de enero de 2020”, añade.

Estas medidas fueron adoptadas por KIA Motors Iberia “como consecuencia de la necesidad de alcanzar los objetivos de descarbonización impuestos por la UE”, refleja la circular enviada a la red con el asunto “Electrificados cierre 2019”.

La Unión Europea fijó en 2014 una media de emisiones de CO2 de 95 gramos por kilómetro para cada marca a partir del 1 de enero de 2020. En caso de incumplimiento, asumirán sanciones de 95 euros por cada gramo de más emitido de CO2 a la atmósfera y coche matriculado. La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) calcula que las multas rondarán los 2.000 euros por unidad.

KIA NO ES LA ÚNICA

MERCA2 ha podido confirmar con esta circular de KIA lo que otras marcas hacen, según los expertos del sector a los que ha consultado este medio. Los datos también muestran un descenso de las matriculaciones de coches eléctricos en los últimos meses del año.

ventas eléctricos
Fuente: elaboración propia con datos de Anfac.

Los meses de verano sufrieron la estacionalidad típica del sector. Aunque las ventas repuntaron en septiembre, no llegaron a los números de mayo y junio. El final de año, cuando las marcas suelen sacar jugosas ofertas para limpiar sus campas y cumplir objetivos, está marcando un nuevo retroceso. El gráfico es un ejemplo, según los analistas bursátiles, de máximos y mínimos decrecientes, es decir, a lo largo de tiempo los puntos más altos y más bajos van en descenso. Si de un valor cotizado se tratase, pocas firmas le pondrían la recomendación de “comprar”.

HACIENDA SE FORRA CON LOS GASOLINA

Mientras algunas marcas como KIA paralizan la venta de vehículos alternativos, Hacienda aprovecha para llenar sus arcas. En concreto, la recaudación por impuesto de matriculación alcanzó 563 millones de euros en los once primeros meses de este año. Supone un incremento del 21,3% en comparación con los 464,3 millones de euros ingresados en el mismo periodo de 2018, según datos oficiales de la Agencia Tributaria.

Este incremento recaudatorio se debe al continuo crecimiento de las ventas de vehículos con motores de gasolina, según han explicado fuentes del sector a Europa Press. La incertidumbre que sobrevuela al comprador sobre qué motorización adquirir y las medias que han tomado algunas marcas como KIA ha llevado a que muchos se decanten por modelos de motores de combustión de ocasión. De esta manera, la inversión es menor. Además, amplían el margen temporal para que los políticos decidan finalmente las restricciones al tráfico en las grandes ciudades y el precio de los eléctricos sea más accesible.

Cabe recordar que los vehículos con emisiones por debajo de 120 gramos de CO2 por kilómetro están exentos del pago de esta tasa, transferida a las comunidades autónomas. En noviembre, el importe ingresado por este impuesto se situó en 54,94 millones de euros, lo que representa un incremento del 10,6% en comparación con los 49,65 millones de euros contabilizados en el mismo mes del año precedente.

Por cada vehículo matriculado entre enero y noviembre se registró una cuota media en concepto de impuesto de matriculación de 475 euros, un 29% más, mientras que en noviembre esta cifra fue de 471 euros, un 6,3% más.

Según datos de la Agencia Tributaria, los compradores de vehículos pagaron un precio medio de 17.976 euros (incluida la tasa de matriculación), un 4,5% más, al tiempo que el incremento en noviembre fue del 7,2%, hasta 18.239 euros.

Los vehículos adquiridos en el acumulado del año hasta el mes pasado tenían unas emisiones medias de dióxido de carbono (CO2) de 122 gramos por kilómetro, frente a los 119 gramos del año pasado. En noviembre, la cifra de emisiones fue de 120 gramos, respecto a los 122 gramos del mismo mes de 2018.

Comentarios de Facebook