Las primarias del Partido Popular han deparado dos sorpresas mediáticas: los supuestos dossieres de Soraya sobre Casado no han salido a relucir, lo que ha convertido el pulso en un juego limpio, y la mayoría de medios del centro-derecha no se han posicionado de forma vehemente, a excepción de El Mundo, que se sacó de la manga una megaencuesta favorable a la ex vicepresidenta.

En la misma tesis que el diario de Unidad Editorial se encuentra El País, que en su vuelta a los orígenes ideológicos ha cargado contra Casado porque “la ciudadanía debe pedir al PP que se reconstruya y evite la tentación de radicalización. Las pintorescas declaraciones de Pablo Casado sobre la posibilidad de abandonar Schengen, su retórica ultranacionalista o la necesidad de erradicar la ideología de género no son muy tranquilizadores a este respecto”. ¿Tendrá que ver el apoyo público de Soraya a Prisa en sus tiempos que quiebra? Es posible.

ABC y La Razón tampoco han tirado de bufanda para apoyar a alguno de los dos candidatos en liza. Pero es evidente que en Vocento existen más simpatías por Casado y en Planeta por Soraya.

Onda Cero reina en silencio ante la inestabilidad de COPE y la SER

Onda Cero estuvo en boca de todos hace tres años. La emisora generalista de Atresmedia decidía precipitar el final de Carlos Herrera al frente...

En el diario monárquico el más vehemente contra Soraya se ha mostrado Luis Ventoso, adjunto a la dirección de ABC, muy crítico contra la exvicepresidenta por su política mediática: “Los periodistas se autocensuraban al enjuiciarla, porque el oficio está difícil y hay miedo, y hasta su jefa de prensa (María González Pico), gastaba aires de vicepresidenta bis (…) Siguiendo la campaña sorayista, cunde la sensación de que Santamaría ha caído en el PP como podría haber aterrizado en otro partido. Cabría esperar más fondo de una persona que a diferencia de su ex jefe, que pasaba del mundo de las ideas, está al día del debate filosófico en la derecha liberar”. ABC, cuentan en El Confidencial Digital, podría acercarse a la línea editorial de Ciudadanos tras la salida de algunas de sus firmas más reconocibles: Curri Valenzuela, Edurne Uriarte o José María de Areilza.

En La Razón, su pluma estrella, Alfonso Ussía, que lleva un tiempo difiriendo de la línea editorial del periódico que preside Mauricio Casals, tampoco tiene demasiada buena opinión de la candidata: “Ha sido durante muchos años la receptora de todas las informaciones del CNI, pero no es de las que guardan informaciones infectadas. Ella no tiene ni papeles, ni vídeos ni dosieres. Para ella, lo único que merece la pena es España. Sucede mucho con los jóvenes políticos. Se enamoran de lo que previamente han pulverizado. No soy militante del PP. De serlo, mi voto jamás caería en el cofrecillo de Soraya, porque no termino de fiarme de la lealtad de sus allegados. Si están con ella voluntariamente, o a causa del temor que inspira su exceso de información”.

Los que sí que mantienen una guerra abierta son los equipos de deportes de ABC y La Razón. La causa es un reportaje muy crítico publicado en el diario de Vocento sobre ‘El Chiringuito de Jugones’, tertulia sobre la que se recopilaron sus mayores escándalos. Josep Pedrerol, muy dolido por el dardo, no se quedó atrás y se lo devolvió al diario contra el que compite con el suplemento La Razón del deporte: “ABC, en la mejor temporada de la historia de ‘El Chiringuito’, escribe sobre los momentos más vergonzosos del programa, lo hace este periódico, que va bajando en cada OJD. ¡Qué mal gusto! ¡Qué golfos sois! Bueno, golfos, no, pero ABC es un periódico que va para abajo. Venga, ánimo. A trabajar, que está la empresa con dificultades. Que estamos en La Razón y os están pintando la cara. Fastidia que nos vaya bien, no. Está bien que en el quiosco haya un periódico como ABC, por la gente que trabaja ahí, pero golfadas no”.

Sí que ABC y La Razón han mantenido una línea similar sobre los audios de Corinna sobre Juan Carlos I. Hermann Tertsch acusó a OK Diario y El Español de “nutrir una operación” con “los peores personajes de la cloaca española”. Ussía desde La Razón también se mostraba a favor del Rey emérito: “Las pasiones son siempre un estado de anormalidad y enfermedades graves. Don Juan Carlos ha sido un gran rey. Un rey de España extraordinario que ha cometido errores y ha vencido con holgura en aciertos. El resto es todo cizaña y cenizas que se lleva el viento. Que una prensa dócil y amaestrada, por una frivolidad ponga en peligro la estabilidad de lo que nos une, la Corona, eso sí que no, venga la cloaca de la opusina, o de Roures, o del comisario Villarejo”.