Genovés

El mundo de la cultural y en especial el arte, se despedía de Juan Genovés el pasado 15 de mayo. El artista valenciano deja un hueco en la historia de las artes plásticas de España, y su obra traspasa fronteras. Sus pinturas eran muy demandadas en vida, y los interesados en hacerse con alguna de sus piezas en los últimos años eran constantes. Ahora, el número de coleccionistas que quieren hacerse con un Genovés está disparado. 

La obra de Juan Genovés cumplía con todos los requisitos para alcanzar el éxito. La gran proyección internacional, un buen número de exposiciones, reconocimiento institucional o premios se incluyen en la lista de este artista. Así, puede decirse sin lugar a duda que, Juan Genovés es un valor seguro en el mundo del arte.

Genovés, 2018

Elisa Hernando es CEO y fundadora de Arte Global y RedCollectors, y como asesora de arte explica que el boom ha sido increíble. “Es un artista muy atractivo y se va a revalorizar no solo en el mercado de la galería, sino también en el secundario”. Sin duda, la triste marcha de Genovés ha convertido su obra en un gran atractivo para los coleccionistas. 

La tendencia  que seguirá el mercado de ahora en adelante ya se ha manifestado. Elisa Hernando lanza un mensaje claro: los precios van a subir, y no solo en su galería, también en el mercado secundario, el de las subastas. En una de las últimas subastas que incluían un lote atribuido a Juan Genovés en Canadá, la obra salía en 6.000 euros y se remató casi en 20.000 euros, cuenta la CEO de RedCollectors. 

La obra del artista ha pasado por diferentes etapas. Sus primeras creaciones de una carga social muy marcada evolucionaron hasta sus conocidas pinturas dominadas por las multitudes. La paleta cromática experimentó igualmente un cambio, desde los tonos oscuros, grises y ocres hasta una fuerte presencia del color.

Genovés, 1988

Los coleccionistas no pasan por alto la gran evolución de la obra del valenciano. Elisa Hernando confiesa que el color es un atractivo, por lo que los interesados en la obra de Genovés se decantan por sus últimas pinturas. Lo cierto es que sus primeras obras son un tanto duras, pero esta condición no la aleja de resultar interesante. 

LA OBRA MÁS ICÓNICA DE GENOVÉS

‘El abrazo’ es la obra por excelencia. Además de las cuestiones técnicas y estéticas, la escultura es un icono de la historia más reciente de España. Es un fiel reflejo de los primeros años de Genovés, años de reivindicación como herencia de la dictadura.

El abrazo

La multitud, la preocupación por el espacio y cómo se mueven los individuos pasaron a ser el late motiv de su obra mas tardía. A pesar del elemento común en todas sus creaciones, cada una es completamente diferente. En definitiva, la obra de Juan Genovés es gusto, interés y calidad a partes iguales.

Comentarios de Facebook