CEO de Silicius, Juan Antonio Gutiérrez.

La socimi Silicius Real State esquiva los efectos del covid-19 y continúa con su hoja de ruta sumando nuevos accionistas para cumplir su política de inversión que asciende a los 300 millones de euros. La compañía apuesta por la adquisición de nuevos activos y descarta una posible operación de desinversión a corto plazo.

En una entrevista concedida a MERCA2, el CEO de Silicius, Juan Antonio Gutiérrez, asegura que, en la actualidad, “nuestro objetivo es invertir en nuestros inmuebles para incrementar su valor y mejorar nuestro posicionamiento frente a la competencia”. Así, pretenden sacar músculo frente a otros gigantes como Blackstone, e incluso Merlin Properties, en el caso español.

En este sentido, Silicius apuesta por cuidar y reforzar sus inmuebles, así como apoyar a los arrendatarios y fomentar la comercialización. Y rechaza operaciones de venta: “no entra en nuestros planes a corto plazo desinvertir en ninguno de nuestros activos”.

Además, en este contexto de incertidumbre, la compañía continúa centrada en su objetivo de crecimiento. “Seguimos con nuestro plan de negocio, generando confianza entre todos nuestros grupos de interés, sumando nuevos accionistas que creen en el proyecto a largo plazo y aportando inmuebles en concordancia con nuestra política de inversión”.

APOYO A LOS INQUILINOS

La compañía también ha querido apoyar a sus inquilinos durante los meses del confinamiento en los que soportaron fuertes pérdidas. “Hemos llegado a acuerdos con el 90% de nuestros arrendatarios sobre el pago de rentas a través de prórrogas, condonaciones y otros términos tras el inicio de la crisis”, explica el CEO de Silicius.

Además, desde la socimi no se desvían de su hoja de ruta, dando todos los pasos necesarios para alcanzar el objetivo que se han propuesto antes de la cotización. Así, apuestan por sumar nuevos accionistas que “creen en el proyecto Silicius a largo plazo y aportando inmuebles en concordancia con nuestra política de inversión”.

Este plan de negocio, que fue aprobado en Junta por todos los accionistas, cuenta con un pipeline de proyectos valorados en aproximadamente 300 millones de euros que la compañía ha identificado y que encajan con la política de inversión aprobada.

Aunque Juan Antonio Gutiérrez admite que todo el proceso de compraventa de activos va mucho más lento ahora que en la etapa previa al coronavirus. Pero nuestra intención es continuar con la inversión en nuevos proyectos, ya sea mediante ampliaciones de capital, aportaciones o traspaso de nuevos activos”.

REFORMAS EN LOS ACTIVOS DE MERLIN

Como ya informó este medio, Merlin Properties logró una participación del 34% en el capital social de Silicius a cambio de que la compañía liderada por Ismael Clemente le cediera tres centros comerciales secundarios valorados en 170 millones de euros: el Thader de Murcia, La Fira de Reus (Tarragona) y una mediana comercial del parque Nassica de Getafe (Madrid).

Pues bien, Silicius ha destinado 6,2 millones de euros a realizar mejoras en el Thader y La Fira, así como en Bahía Plaza (Cádiz), para mejorar la estancia de visitantes, empleados y operadores. Esta inversión supone una clara apuesta de la compañía por el segmento de los centros comerciales, parques de medianas y locales high Street.  

ÚLTIMAS ADQUISICIONES

La socimi, integrada dentro del potente grupo financiero español Mazabi, ha realizado varias operaciones en nuestro país en los últimos meses. A finales de 2019 compró cuatro inmuebles ubicados en el centro de Madrid valorados en más 35 millones de euros.

Y hace unos días cerraba una operación de ampliación de capital por importe de 19,7 millones de euros, tras la absorción de Inmobiliaria Ibérica. Con este movimiento, la compañía ha incluido en su portfolio tres nuevos activos en la Comunidad de Madrid, dos medianas comerciales en Parque Oeste de Alcorcón, y el edificio Las Matas.