El 50% de los jóvenes no dispone de ahorro suficiente para hacer frente al 20% de la entrada que no financia la banca, según se desprende del estudio ‘Jóvenes y Vivienda 2020’ realizado por Aedas Homes, donde ha identificado cuáles son las principales barreras a las que este colectivo tiene que hacer frente cuando desean adquirir una vivienda.

En concreto, apunta que “el gran problema de los jóvenes que quieren comprar una vivienda y que disponen de capacidad de pago para hacer frente a una hipoteca es la falta de ahorro previo para la entrada”.

Además del ahorro, según el estudio, otros grandes impedimentos de los jóvenes a la hora de adquirir una vivienda son que el 18,1% dice no contar con suficiente estabilidad económica o no tener trabajo, que el 16% alega que prefiere no dar este paso por la incertidumbre económica, que el 10,5% piensa que los precios van a bajar y que el 9% dice que no tiene claro qué casa necesitaría o en qué zona.

Según datos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, de media, los jóvenes españoles que están pensando en adquirir una vivienda han conseguido ahorrar 12.758 euros, un importe que supone solo el 37% del ahorro necesario para hacer frente al pago de la entrada de una vivienda, que de media ronda los 34.194 euros.

POR COMUNIDADES

Los jóvenes de Aragón son los más preparados para hacer frente a esta entrada, según Aedas, ya que disponen unos 17.245 euros de ahorros de los 26.162 euros necesarios. Tras ellos, se encuentran los de Asturias (14.648 euros de 23.766) y los de la Comunidad Valenciana (13.768 de 24.798 euros).

Sin embargo, destacan los jóvenes de Baleares por ser los que menos ahorros tienen respecto a la entrada necesaria para adquirir una vivienda (14.150 frente a los 64.732 euros necesarios). Le siguen los de La Rioja (5.929 euros ahorrados de los 26.191 euros que piden) y los del País Vasco, que sus ahorros rondan los 10.625 euros, mientras que la entrada se sitúa en los 44.303 euros.

Por otro lado, el estudio también señala el escaso nivel de ahorro disponible entre los jóvenes que desean comprar una vivienda en función de su modo de vida.

De hecho, los que residen de alquiler con su pareja tienen 15.901 euros ahorrados de media, los que viven con sus padres, 9.848 euros; los que comparten piso con amigos, 9.199 euros; y los que viven solos de alquiler, 8.825 euros.

También se muestra cómo el 59,7% admite que su familia no podría ayudarle. Entre los que sí podrían disponer de este respaldo, a un 16,8% le podrían ayudar con hasta 10.000 euros, a un 15,6%, con entre 10.000 y 30.000; y a un 7,9%, con más de 30.000 euros.

El director de data y transformación digital de Aedas Homes, Jorge Valero, ha apuntado que “los jóvenes que quieren comprar una vivienda disponen de capacidad de pago mes a mes, pero no de ahorro, puesto que tienen destinar buena parte de sus ingresos a las rentas del alquiler”.

Desde su punto de vista y ante esta realidad, una “posible solución” pasaría por el incremento de la oferta de viviendas en alquiler, lo que rebajaría el precio de las rentas y, por lo tanto, aumentaría la capacidad de ahorro de los jóvenes.

También cree que otra solución sería la creación de un programa de financiación alternativa en forma de aval promovido por la Administración, como el programa de ‘Primera Vivienda’ anunciado por la Comunidad de Madrid, que tiene como objeto financiar el 15% de la entrada a jóvenes que quieran comprar su primera vivienda.