José Carlos Saz, CEO de Habitat Inmobiliaria.

El sector inmobiliario se posiciona como una de las locomotoras para reactivar la economía y el empleo. Las promotoras se muestran optimistas porque durante las largas semanas de confinamiento realizaron ventas online, y en los  primeros compases de la ‘nueva normalidad’ están registrando un aumento de operaciones, incluso por encima de las previsiones.  

Es el caso de la promotora Habitat Inmobiliaria, que está notando ya una importante recuperación en el número de contactos, visitas y ventas, lo que les hace ser optimistas y confiar en una recuperación más rápida de la esperada.

En una entrevista para MERCA2, el CEO de Habitat Inmobiliaria, José Carlos Saz, nos explica que no cesaron su actividad durante el confinamiento, ya que la apuesta previa por la innovación y la tecnología les ha permitido el teletrabajo, tanto de las oficinas como de los puntos de venta, donde han realizado numerosas ventas virtuales.

“En la actualidad, todas nuestras obras están en marcha y también todos nuestros puntos de venta presenciales, que conviven con nuestros puntos de venta virtuales, que continúan operativos para aquellos clientes que prefieran informarse sobre nuestras promociones sin salir de casa”, explica Saz.

Asimismo, es palpable que poco a poco se va reactivando la actividad en los distintos puntos de España, y en las ventas también se está produciendo. “Vemos como cada semana se incrementan las visitas a los puntos de ventas físicos, como las consultas por teléfono y por nuestros canales online”, apunta. 

En la actualidad, desde la compañía continúan con su hoja de ruta y tienen prevista la entrega de seis promociones antes de que termine 2020, lo que supone un total de 434 viviendasSe trata de proyectos ubicados en Valencia, Córdoba, Gran Canaria y Barcelona. Y ya cuentan con más del 90% de estos inmuebles vendidos.

PRONTA RECUPERACIÓN

Para el CEO de Habitat, “el sector promotor será una pieza clave para la recuperación económica, sobre todo, por su importante papel en materia de generación de empleo”. Pero, para ello, serán esenciales las medidas que adopte la Administración para facilitar el acceso a la vivienda, desarrolladas en un marco de colaboración público-privada. 

Dicha colaboración impulsaría medidas como el aplazamiento o reducción del IVA en un plazo acotado, la concesión de avales para el pago inicial para acceso a primera vivienda (similar al programa “Help to Buy” de Reino Unido), o la agilización de los trámites tanto para la obtención de licencias, como para liberar suelo finalista. “Todo ello nos permitirá seguir avanzando y ayudar a impulsar la economía”, detalla José Carlos Saz.

SIN CAÍDAS DE PRECIO 

En la actualidad, la compañía no cuenta con stock de vivienda de obra nueva de promociones anteriores, ya que todo el parque que se construyó en los últimos tres o cuatro años fue entregado. Esto demuestra el éxito de esta tipología de proyectos.

De igual modo, las promotoras han concentrado su actividad en grandes ciudades y zonas urbanas consolidadas, donde existe una “fuerte demanda insatisfecha, lo que asegura la absorción de la oferta escasa existente”, destaca Saz.

En la actualidad, las promotoras tienen un nivel de deuda muy bajo y una saneada posición de caja, lo que no va a precipitar acciones para acelerar las ventas y generar liquidez. 

De hecho, las promotoras tienen ya vendidas la mayoría de las viviendas que se están construyendo, más del 90% de las que se entregarán este año y alrededor del 50%, o más, de las que se entregarán el próximo año cuyo volumen, además, se encuentra muy por debajo de la demanda estructural de vivienda. 

Los ratios de construcción de viviendas, del orden de 1.000 viviendas por cada millón de habitantes, se encuentran en mínimos. La oferta es escasa y no cubre las necesidades actuales, por lo que el comprador no va a disponer de tantas opciones”, destaca el CEO. De este modo, descarta una posible variación relevante en el precio de la vivienda de obra nueva.

EL ÉXITO DE COHABIT-20

Tras la pandemia del coronavirus, parte de la población ha empezado a cuestionar su vivienda y se han puesto de manifiesto varias necesidades de los hogares españoles. El cambio en las preferencias de los compradores es algo que, sin duda, está ocurriendo en la actualidad, y CoHabit-20 aglutina las características de la vivienda del futuro.

De esta forma, las viviendas de Habitat priorizarán terrazas, jardines y la maximización de la iluminación natural. También apostarán por fachadas que eliminen los puentes térmicos y mejoren la temperatura en el interior de los hogares, y reduzca el consumo. 

Los dormitorios serán flexibles y podrán ser dobles o sencillos, con zona para estudio o juegos. Por otro lado, las cocinas dispondrán de espacio suficiente para poder comer, pero también para hacer deberes o trabajar. Además, se tendrá en cuenta que la cocina pueda contar con un espacio suficiente para una nevera americana, que permite un mayor almacenaje y evita tener que realizar la compra a menudo.

Por último, la promotora ha lanzado el Sello Spatium de Vivienda Segura y Saludable que certifica que las viviendas y sus zonas comunes garantizan el bienestar de sus propietarios.

Comentarios de Facebook