Pedro Sánchez (España)

La Junta Fiscal Europea ha insistido a España, y al resto de países que no cumplen con las normas fiscales actuales, que persistan en su esfuerzo de cara a reducir el déficit en 2020. Del mismo modo, ha solicitado a Alemania y Países Bajos que aumenten los fondos destinados a inversiones para que crezca el gasto.

El organismo comunitario ha publicado este martes su recomendación sobre la posición fiscal de la zona euro para el próximo año, que a su juicio debería ser “neutra” pero con una diferenciación “adecuada” dependiendo de la situación de cada país.

Así, señala que los países que todavía no han alcanzado su objetivo presupuestario a medio plazo (MTO, por sus siglas en inglés) deben “avanzar hacia lo exigido en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento“, así como que aquellos con un elevado nivel de deuda pública deben reducirlo “rápidamente”.

Once de los diecinueve países que comparten el euro necesitan “mejorar su posición subyacente” y son Bélgica, Estonia, Irlanda, España, Francia, Italia, Letonia, Portugal, Eslovenia, Eslovaquia y Finlandia. Por otro lado, recomienda a aquellos socios de la moneda única con una deuda elevada, y en particular a Italia, que la sitúen en “una senda sólida a la baja”.

ALEMANIA Y PAÍSES BAJOS DEBEN AUMENTAR EL GASTO

Por el contrario, aconseja a aquellos países con “amplio espacio fiscal” que aumenten el gasto público. Grecia, Chipre, Luxemburgo, Malta, Austria y Lituania se encuentran en esta situación, pero la Junta Fiscal Europea pone el acento en Alemania y Países Bajos porque superarán este año en más de un punto porcentual su objetivo presupuestario a medio plazo.

“Tanto el entorno favorable de tipos de interés muy bajos como la actividad económica más débil sugieren que sería oportuno que estos países usaran al menos una parte de su espacio fiscal en 2020, en particular para aumentar el gasto en inversiones y fortalecer su crecimiento potencial”, apunta el informe.

Este esfuerzo, argumenta la Junta Fiscal Europea, podría tener “efectos secundarios positivos” sobre los países de la eurozona que tienen limitaciones fiscales.

A pesar de sus recomendaciones, el informe señala que las medidas anunciadas por los diferentes gobiernos de la eurozona muestran que “una gran mayoría” de los que deben continuar con la consolidación fiscal “no lo harán de manera adecuada” e incluso siete de ellos (como España) harán justo lo contrario. “Esto requiere una corrección”, recomienda.

Con respecto a los países con espacio fiscal, el estudio apunta que Países Bajos utilizará gran parte del mismo en 2020, pero lamenta en Alemania el aumento será incluso menor que el de 2019.