Los avances de Facebook y el Gobierno de China para lanzar una criptodivisa han hecho que Japón “se ponga las pilas” e intente ganar la carrera del blockchain. Autoridades japonesas anunciaron esta semana que están preparando a su país para que en dos o tres años tengan el Yen en formato digital, un avance que podría darle muchas ventajas frente a su competidor más próximo China. Kozo Yamamoto, portavoz del Partido Liberal en la comisión de finanzas del Parlamento Japones, fue el encargado de anunciar que estaban trabajando en la propuesta de lanzar una moneda digital nacional.

El anuncio de Japón viene después de que China anunciara progresos en el lanzamiento de su divisa digital, el Yuan digital. La lucha de los dos gigantes de la economía asiática viene determinada por quien se llevará el gato al agua en convertirse en la moneda de liquidación de las transacciones comerciales internacionales en el área asiática. El propio Ministro de Finanzas de Japon, Taro Arso, ha comentado que el yuan digital sería un problema para los nipones si se consolida como moneda de cambio para operaciones comerciales internacionales en el área de Asia ya que ellos liquidan su transacciones en dolares americanos.

Habrá que ver como se implementa este Yen digital, teniendo en cuenta que este año han entrado estrictas regulaciones en el país sobre el uso y comercio de las criptodivisas. Para empezar, el regulador financiero japonés no permite que la gente haga trading con criptodivisas con un apalancamiento superior a cuatro veces. Es decir, si la cantidad depositada en un broker o exchange es de 2000 euros, el operador no podrá tomar operaciones en criptodivisas por encima de 8000 euros. Y es que los estudios existentes en el país nipón señalan que los japoneses han usado mas las divisas como medio de especulación que como medio para guardar valor.

La Asociación Japonesa de Cambio de Moneda Virtual, presento un informe en el que se señala que el trading especulativo en criptodivisas en Japón subió a cerca de 75.600 millones de dolares (8,42 billones de yenes) en diciembre de 2018. Una cifra 11 veces más alta que las conversiones de divisas criptograficas a moneda fiat que fue de 6.900 millones de dolares (777.400 millones de yenes).

El Gobierno japonés también ha establecido diferenciaras de trato legislativo para las empresas que ofrecen trading de criptodivisas con margen de apalancamiento de las que emiten tokens a través de ofertas iniciales de monedas (ICO). La medida tiene la finalidad de proteger a los inversores de las estafas tipo “esquemas Ponzi”. El Banco Central de Japón (BOJ) también se ha mostrado a favor del yen digital y esta trabajando junto con otros bancos centrales importantes del mundo para explorar este concepto más a fondo.

ANÁLISIS DEL BANCO INTERNACIONAL DE PAGOS DE LAS CRIPTODIVISAS OFICIALES

El interés por las monedas digitales emitidas por bancos centrales (CBDC) ha aumentado en los últimos años. El Banco Internacional de Pagos (BIS) ha hecho un análisis de las CBDC, que se centra en sus posibles repercusiones para los sistemas de pago y para la aplicación y transmisión de la política monetaria, así como para la estructura y estabilidad del sistema financiero.

Entre las conclusiones del estudio destaca que los bancos centrales tendrán que decidir si el acceso a esta divisa digital será universal o restringido y el grado de anonimato de la misma así como la disponibilidad operacional (desde el actual horario de funcionamiento hasta 24 horas al día los siete días de la semana). También tendrán que saber si las divisas digitales generan intereses o no.

Si las divisas digitales llegaran a recibir entradas de capital abundantes, no compensadas por disminuciones equiparables de los billetes físicos, como puede ocurrir en épocas de tensiones financieras, podría haber complicaciones que llevarán a la necesidad de ampliar la gama de activos que los bancos centrales pueden mantener o aceptar como colateral, según explica el informe del BIS.

Comentarios de Facebook