Ismael Clemente
Ismael Clemente, CEO de Merlin

El verano pasado desde MERCA2 recomendamos a los principales directivos de empresas que operan en España alguna lectura sugerente, serie de moda o cine para pasar el calor. Este mes de agosto, y para ser prudentes con las aglomeraciones, nos llevaremos a CEOs y presidentes a una isla desierta. ¿Qué pensarán en la intimidad? ¿Cuáles son sus preocupaciones? ¿Cómo ven el futuro?

Si el CEO de Merlin Properties, Ismael Clemente, fuera el directivo que aterriza hoy en la isla desierta de MERCA2, lo tendría claro: lo primero es diseñar un activo donde refugiarse y pasar el trago hasta que le rescaten.

Es probable que invierta gran parte de su tiempo en crear un desarrollo urbanístico que le diera el confort necesario para poder reflexionar mientras divisa el idílico paisaje.

Y es que tiene muchas cosas en las que pensar porque en España ha dejado un gran revuelo en torno a la posible Oferta Pública de Acciones (opa) por parte del fondo canadiense Brookfield. Se rumorea que no es el único inversor que ha coqueteado con la posibilidad de hacerse con Merlin, pero de esto ni un detalle se conoce aún.

Este tema perturba a Clemente, que no disfrutará del silencio y la soledad en la isla, porque ahora mismo hay varios candidatos dispuestos a hacerse con la cartera de activos de la socimi, que asciende a más de 12.700 millones de euros.

Y esto ocurre después de conocerse que la compañía obtuvo un beneficio neto de 70,9 millones en el primer semestre, un 73% menos que un año antes, como consecuencia de los extraordinarios contabilizados en 2019 y el impacto de la crisis, fundamentalmente en su cartera de centros comerciales y en las oficinas.

Sin duda, las horas se convertirán en días para el CEO de la mayor inmobiliaria española cotizada, que tendrá tiempo para reforzar su postura contraria al teletrabajo, y defender aún más los beneficios que reporta trabajar desde la oficina.

Pero está convencido de que más pronto que tarde alguien le rescatará de esta isla, por el papel fundamental que juegan las socimis en la atracción de la inversión extranjera en nuestro país.

“No sigan atacando al régimen socimi, que tan exitoso está resultando en España, permitiendo la modernización y profesionalización del sector y atrayendo un montón de inversión extranjera en los momentos más delicados del ciclo anterior”, apelaba hace unas semanas.

Pero bajo la sombra de un cocotero se muestra inquieto y tiene prisa por regresar a España y seguir de cerca la ‘Operación Chamartín’, que tras 27 años ha conseguido ‘luz verde’ y en los próximos meses se iniciarán las obras.

En concreto, la inversión de Merlin Properties en el macro desarrollo urbanístico Madrid Nuevo Norte asciende a 410 millones de euros, según los datos de XTB para MERCA2. De los que 168 millones se destinaron a la compra del 14,5% de la empresa Distrito Castellana Norte.

También tendrá tiempo de pensar en los proyectos que tiene en mente la compañía, la incertidumbre que sobrevuela al sector inmobiliario y cuál va a ser la magnitud de esta crisis económica, que dependerá de la velocidad de recuperación.

Comentarios de Facebook