La inversión temática está ganando popularidad a medida que los inversores buscan invertir de una manera que se alinee con sus intereses y valores. Sin estar típicamente restringidas a un determinado sector, región, tamaño de capitalización de mercado o cualquier punto de referencia, estas estrategias ofrecen una oportunidad atractiva para que los gestores de activos muestren lo que pueden ofrecer.

Todos son atraídos por historias de éxito. Si bien la mayoría de los gestores de fondos históricamente han centrado sus inversiones en clases de activos o regiones geográficas específicas, hoy en día más usuarios buscan un vínculo más emocional con sus carteras, y las estrategias temáticas que reflejan una narrativa convincente pueden ayudar a satisfacer esta demanda.

Estas estrategias tienden a centrarse en una tendencia de crecimiento (política, social o ambiental) y, a menudo, se alinean con los valores personales de los inversores. Por lo general, son impulsados ​​por uno o más de los tres disparadores: Innovación tecnológica o disrupción; cambios en la demografía o el consumidor; o Intervención reguladora.

venta mansion

Los ricos venden sus mansiones para emprender inversiones empresariales

Vender la nuda propiedad de una vivienda era hasta ahora un asunto reservado para personas de avanzada edad con problemas económicos. Una...

Una de las clave en que las inversiones temáticas son diferentes de las estrategias de inversión tradicionales es que, según los expertos de Allianz GI, “pueden invertir con menos restricciones y generalmente no están vinculadas a un índice de referencia”. Más bien, se gestionan “de manera intrínseca y pueden abarcar cualquier clase de activo o región, siempre que la inversión obtenga un beneficio directo de una tendencia subyacente”.

Las estrategias tradicionales, por otro lado, se definen frecuentemente por un tipo particular de inversión en un determinado sector o área geográfica: clasificaciones que normalmente datan de una era anterior, antes del desarrollo de teléfonos inteligentes, energía solar y otras tecnologías globales disruptivas.

Sin embargo, moverse sin restricciones no significa una falta de enfoque en el rendimiento: “los gestores desarrollan estas estrategias en torno a temas que identifican como que tienen potencial para superar al mercado en general”, comentan desde la Allianz GI. Esto les ayuda a crear estrategias que resuenan con los inversores que esperan inversiones intuitivas y transparentes, junto con un “vínculo emocional con sus inversiones”, mientras que también buscan “satisfacer sus expectativas de rentabilidad”.

Si se cumplen esos requisitos, podríamos ver que las empresas relevantes generan apetito desde el punto de vista de la inversión. El siguiente paso a conocer es la respuesta a esta pregunta: ¿Cuáles son las tendencias globales y dónde puede haber un mayor apetito para invertir? Principalmente destacan cuatro áreas.

INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Impulsados ​​por la convicción de que la IA será un motor clave de la innovación y la interrupción en los próximos años, desde Allianz GI buscan identificar oportunidades relacionadas con la IA y tecnologías relacionadas, “como el aprendizaje automático (machine learning)”. El universo potencial incluye a las compañías que desarrollan tecnología de IA y Big Data, así como “la infraestructura que es esencial para el crecimiento futuro de la IA, como componentes electrónicos, semiconductores y software de infraestructura”.

Tampoco se centran solo en las empresas de “tecnología”. Desde la agricultura hasta la industria farmacéutica, “buscamos una amplia gama de compañías que se benefician y están impulsando el desarrollo de la IA”.

LA ESCASEZ DE AGUA

Los factores ESG (ambientales, sociales y de gobierno) son un área de creciente interés de los inversores y tienen un gran potencial para estrategias temáticas. El agua es un ejemplo de ello.

El crecimiento de la población y la mejora de los niveles de vida, especialmente en los mercados emergentes, han hecho del agua un producto cada vez más escaso pero esencial. El mundo necesita avances tecnológicos y actualizaciones de la infraestructura del agua para garantizar su disponibilidad, y desde esta gestora ven oportunidades “en tales proyectos de empresas, tecnología e infraestructura que tienen como objetivo mejorar el acceso a este valioso recurso”.

BIENESTAR DE MASCOTAS Y ANIMALES

Los temas basados ​​en las tendencias de consumo también son populares, como las empresas cuyos mercados principales se relacionan con las mascotas. El mercado relacionado con este espacio es inmenso, abarca finanzas (seguro de mascotas), productos básicos para el consumidor (alimentos y productos para el hogar), atención médica (productos farmacéuticos) y consumo discrecional (en línea y minorista).

Es probable, según estos expertos, que los cambios culturales globales hagan que el gasto en estas áreas crezca aún más, con el 41% de los millennials (aquellos nacidos entre 1981 y 1996) diciendo que “el dinero no es un objeto” cuando se trata de sus mascotas. El aumento de la propiedad de mascotas también es una de las características clave del continuo cambio demográfico y cultural de China.

Como resultado, se pronostica que los ingresos anuales de la industria global de mascotas aumentarán de 132.000 millones en 2016 a 203.000 millones en 2025, generando oportunidades importantes para los inversores.

TENDENCIAS TÓPICAS O “ESTRECHAS”

En el mundo de la inversión temática, los temas a corto plazo pueden surgir dentro de temas más amplios, pero si bien pueden ofrecer oportunidades valiosas, es posible que no ofrezcan suficientes oportunidades o que sean demasiado breves en la naturaleza.

En AllianzGI, tienen espacio para estrategias que se centran “en la selección de múltiples temas y que pueden rotar de selecciones más antiguas a nuevas a medida que evolucionan las tendencias globales”.