Instagram

Instagram se ha convertido en la mejor herramienta publicitaria de nuestro tiempo. Ahora traspasa fronteras y alcanza el sector gastronómico. Comidas, recetas o las opiniones sobre restaurantes se almacenan con el #foodporn (o el arte de fotografiar comida) en la popular red social. El elevado número de visitas diarias y el crecimiento exponencial de usuarios que quieren tener un perfil aquí favorece el éxito de esta plataforma en el sector alimentario.

ElTenedor, app especializada en la gestión de reservas en restaurantes, confirma la afirmación sobre Instagram. La plataforma, adquirida por Facebook en 2012 por 1.000 millones de dólares, se ha convertido en el punto de encuentro ideal para foodies y comidistas.

Los hashtags son clave para la difusión de las publicaciones. Y es que el alcance del contenido determina su éxito. El Tenedor revela que el ‘Top 5’ de hashatgs en la red social son #gastronomía, #food, #foodie, #foodporn e #instafood. Si hablamos de cifras, la primera de las etiquetas, #gastronomía, cuenta con 9,1 millones de publicaciones. El caso de #food alcanza los 351 millones. Ahora bien, hay que tener en cuenta que a mayor número de likes y followers, más beneficio económico.

La historia del salmorejo y gazpacho que vieron los tomates de lejos

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=9h6pli0HJi8]“Si podéis, no compréis ninguno de estos, o si lo compráis arregladlo un poco en casa”, esta es la conclusión de...

El gran volumen de contenido que genera esta tipología de publicaciones aglutina a una gran variedad de público. Por lo tanto, no solo siguen de cerca estas publicaciones aquellos que buscan la receta perfecta, sino también, los curiosos que disfrutan con la comida. Conviven las cuentas especializadas en tipos de comida, como hamburguesas, smoothies o recetas vegetarianas, con otras que muestran comida para todos los gustos.

La calidad de las fotografías es clave para triunfar. Y la fotografía es luz. Y en este sentido, una de las principales recomendaciones de la propia aplicación es aprovechar la luz de la mañana, porque es la más brillante y natural. Otro de los principales tips es el plano, hacerlas desde arriba para captar los detalles al máximo.

Las tendencias alimentarias, al menos en cuanto a redes sociales se refiere, otorgan el liderazgo a la comida tradicional, porque la innovación está bien, pero estos platos nunca fallan; las recetas típicamente veraniegas y la healthy food.

La paella, las croquetas y la tortilla no tienen rival en las recetas tradicionales. Por su parte, los indiscutibles del verano son el salmorejo, el gazpacho y la ensaladilla. Healthy food mantiene el éxito de las ensaladas, y añade el hummus y el tartar.

EL GIRO EMPRESARIAL DE INSTAGRAM

La herramienta publicitaria de nuestro tiempo. Esta podría ser una de las múltiples definiciones de Instagram, además de su última consolidación como escaparate gastronómico. Las marcas se ponen en contacto con influencers para promocionar sus productos. Desde coches hasta cremas, incluso viajes, y la cantidad de dinero que se mueve mediante esta técnica publicitaria es desorbitada. La publicidad del siglo XXI se paga cara.

Sin embargo, parece que no es suficiente con la publicidad y quieren ir un paso más allá. Los planes de la Instagram, plataforma que nació para compartir fotografías, podrían incluir un nuevo servicio: el comercio electrónico. Basándose en el resultado de uno de los estudios elaborados por la propia red social que asegura que el 80% de los usuarios de la aplicación siguen un negocio, ¿qué mejor estrategia de crecimiento que ser un nombre propio en el sector? De esta manera, contaría con todas las funciones propias de un marketplace como es el pago directo desde la app o el carrito de la compra.

En el campo de las hipótesis se sitúa el posible cambio de nombre no solo de Instagram, también de Whatsapp. Según informaciones recogidas por la prensa estadounidense, ambas aplicaciones pasarían a llamarse “Instagram de Facebook” y “WhatsApp de Facebook”.