insomnio por cansancio

El insomnio es de los trastornos que más padece la población. No obstante, siempre se le achaca el no poder dormir a estar en un estado de estrés o de ansiedad elevado y realmente en este caso el dormir mal es una consecuencia o un síntoma no el problema base.

Casi todos los trastornos psicológicos tienen como síntoma común entre sí el insomnio. Pocas personas saben que hay distintos tipos que son los que verás a continuación.

Hay reglas para definir si sufres este trastorno del sueño:

  • La persona debe de llevar un mínimo de cuatro semanas sin poder dormir bien para considerar que posee problemas de insomnio.
  • Hay distintas clases: Cuando te cuesta dormirte, si despiertas continuamente, si te levantas antes de la hora o si duermes, pero, sin embargo, no descansas.
  • Tienes que tener en cuenta que no exista una causa que esté provocando esa falta de sueño. Algunos ejemplos serían: Problemas orgánicos como demencia o ictus o los problemas por medicación o drogas.
  • Si tienes un trastorno de ansiedad, estrés o depresión sería un síntoma de este trastorno.

En base a qué clase de insomnio padezcas se denominará de una forma u otra:

Insomnio de inicio

insomnio de inicio

Te sonará eso de meterte en la cama y dar más vueltas que un pollo en el asador. Este tipo de insomnio es el más común y también el más conocido. Es cuando no puedes dormirte al acostarte.

Ten en cuenta que, si te pasas todo el día alterado, tu cuerpo no tiene un botón de encender y apagar, te llevarás el estrés a la cama y tu cabeza no dejará de dar vueltas.

Existe un malestar psicológico inicial cuando se produce el no poder dormir al acostarse. Además, puede ser un factor añadido que hayas cambiado recientemente de rutina. El ser humano es un animal de rutinas.

Cuando nos trastocan las cosas que solemos hacer habitualmente nos quedamos un poco como en shock. En los cambios de hora también es habitual no poder dormir al principio.

Sueño fragmentado

Insomnio en fase dos fragmentado

Tener sueño fragmentado significa que sí puedes dormirte, pero no eres capaz de estar dormido toda la noche. Se considera insomnio cuando estás continuamente despertándote sin razón aparente. En concreto, esta pauta se da más a menudo cuando llevas la mitad de lo que sueles descansar habitualmente dormido. Esto provoca que no descanses y que estés cansado todo el día.

No olvides que puede haber causas que estén provocando esta falta de descanso. Los problemas de hormonas pueden hacer que seas medio zombi. Si sufres problemas de tiroides también es común que sufras este tipo de insomnio.

Esta clase de insomnio es muy común en personas que padezcan alguna clase de problema psicológico como la depresión o la ansiedad. Para paliar esta falta de descanso, lo primero que se hace es intentar poner un parche en el problema para que el paciente descanse y luego se va profundizando en las causas psicológicas que lo provocan.

Despertar precoz

despertarse antes por la noche

Si te suena levantarte antes de tiempo y mirar el despertador para enfadarte al comprobar que todavía te quedan horas de sueño, pero que tienes los ojos como un búho, puede ser que tengas este tipo de insomnio. Cuando pasa esto y ya no puedes volver a dormir provoca que luego estés todo el día estresado o con angustia.

El estrés laboral o la depresión están relacionados a esta clase de insomnio. Para tratar este trastorno del sueño es necesario usar fármacos y además ponerse en manos de un psicólogo para que te ayude a superar el problema que puedas tener.

Al contrario de lo que se piensa, cuando te despiertas antes, el quedarte en la cama enfurruñado dando vueltas mirando cómo pasan los minutos no es la mejor opción. Lo que debes hacer si ya llevas un tiempo sufriendo este trastorno es levantarte y comenzar el día, aunque sea de noche.

Levantarte antes hace que el cuerpo se agote y esto es directamente proporcional a dormir la noche siguiente mejor. Lo más importante de todo es que, si crees que tienes cualquiera de estas clases de insomnio, vayas a tu médico y que él te derive al especialista.

Dormir

Los trucos para que dormir sea algo tan fácil como respirar

Cada vez más personas tienen problemas para conciliar el sueño. Tener malos hábitos, provoca que dormir sea una verdadera tortura. Y, si...

No dormir puede llegar a hacer que no seas capaz de pensar con claridad, que estés enfadado o que tu día a día sea horrible. Pide ayuda.