Industrai Conectada 4.0

La Industria Conectada 4.0 es la nueva revolución industrial para traer una transformación hacia las fábricas inteligentes. Una oportunidad aportada por las nuevas tecnologías que permite modernizar a las empresas para hacerlas más dinámicas, eficientes y productivas.

La economía de los países depende en gran medida del tejido industrial. Con la amenaza del estancamiento de la economía, el concepto de Industria Conectada y la transformación digital son las estrategias con las que las empresas pueden seguir manteniendo esa competitividad y adaptarse a los nuevos cambios requeridos para este sector tan cambiante.

La situación en España

Europa Industria Conectada

La Comisión Europea se ha marcado como objetivo que el PIB aportado por la industria, en los países comunitarios, sea de entre el 16% y el 20% para 2020. En cambio, en España solo representa el 14% en este momento. Si se quiere cumplir este objetivo para hacer a Europa competitiva a nivel internacional frente a Estados Unidos y China, se deben modernizar las empresas nacionales.

Las características de la industria española, que hacen que aún esté por detrás de otros socios europeos, son:

  1. Baja apuesta por la transformación digital, la innovación, e I+D.
  2. Escasa presencia en mercados internacionales.
  3. Elevado coste energético.
  4. Faltan más empresas de gran tamaño. Aún existe una alta dependencia de las microempresas y empresas pequeñas

Con la Industria Conectada 4.0 se puede paliar o resolver en gran medida esos puntos débiles apostando por la digitalización de las empresas, la nube y el IoT. Por ejemplo:

  1. El punto anterior también mejoraría la competitividad, diferenciación, y podría traer una mayor presencia a nivel internacional. El ahorro es otro punto interesante. Esa reducción de costes viene de un ahorro de entre el 10-20% en logística, 20% en producción, 30-50% en inventario, y en el 20% en costes por problemas de calidad.
  2. Las nuevas tecnologías también pueden mejorar la eficiencia y ahorrar energía. Por tanto, reduciendo el coste y haciendo los productos más competitivos. Es decir, el ahorro energético, junto con la reducción de costes, significa precios más ajustados y/o márgenes de ganancias mayores.
  3. Todo lo anterior puede llevar a un crecimiento del tamaño de la empresa. De esta forma, las empresas españolas podrían aumentar en tamaño y salvar esa brecha con el resto de socios comunitarios.

Todo el tiempo que se tarde en transformar a la empresa digitalmente será tiempo perdido en el que la empresa seguirá estando en desventaja frente al resto del sector.

Industria Conectada 4.0

Industria 4.0

Como se muestra en la imagen anterior, el sector industrial ha tenido 4 transformaciones importantes hasta hoy:

  • La primera fue la aparición de las máquinas, que sustituían parte de la mano de obra y mejoraban la productividad, a la par que reducían costes.
  • Luego vino la electrificación. Nuevas capacidades gracias a una energía mejor.
  • El tercer paso fue la inclusión de las computadoras para el control de los procesos industriales.
  • Y ahora llega la industria 4.0 o conectada, dotándola de capacidades muy superiores y de cierta inteligencia.

La nueva revolución industrial ya está en marcha. Las nuevas tecnologías como la IA, robótica, la cloud computing, fog computing y edge computing, pueden hacer grandes cosas por las empresas de todo tipo.

La tecnología de la información puede sustituir gran parte de la burocracia en papel por métodos digitales más ágiles y baratos, se pueden usar los nuevos servicios en la nube para obtener recursos antes inimaginables sin tener un centro de datos, o realizar análisis de grandes volúmenes de datos gracias al Big Data para hacer, por ejemplo, poder predecir la demanda futura para adaptar la producción, almacenaje, etc., de forma más efectiva. Cabe destacar otro ejemplo de mejora, como es el mantenimiento industrial, concretamente el preventivo, que se puede beneficiar de las nuevas tecnologías.

El IoT (Internet of Things o Internet de las Cosas) también puede conectar las máquinas industriales entre sí para que envíen información, trabajen de una forma holística, reducir las latencias, y con capacidad para reaccionar en tiempo real a los posibles inconvenientes. Así las máquinas pueden “hablar” entre ellas y, por ejemplo, informarse de un posible retraso o cualquier otro problema.

Pero para una empresa tan digitalizada, la seguridad se vuelve aún más importante. Y son precisamente esas tecnologías de la nube e IA las que pueden traer importantes medidas de protección centralizadas y en las que la propia empresa no tiene que incidir de forma tan activa para centrarse en lo que realmente importa: la productividad.

Telefónica Empresas, pieza clave en España

Telefónica Empresas logo

Telefónica Empresas puede ser una pieza clave en esta transformación de las empresas conectadas españolas. Y por eso hemos entrevistado a Manuel López, el Responsable de Soluciones IoT de Telefónica Empresas.

Merca2 – ¿A qué desafíos de seguridad se enfrenta Telefónica Empresas para la nueva era del IoT?

Manuel López: En Telefónica Empresas somos conscientes de que actualmente existe una gran preocupación en las empresas respecto a la seguridad en el IoT. El hecho de tener un gran volumen de dispositivos conectados a tu red o a tus plataformas de negocio abre potencialmente tantas puertas como dispositivos si no se llevan a cabo estos despliegues con la seguridad en mente. Los dispositivos IoT, por su gran variedad y simplicidad, suponen un reto.

A diferencia del mundo IT tradicional donde el software que gestiona los diferentes elementos informáticos (normalmente los Sistemas Operativos) está bastante acotado y por tanto la detección de una vulnerabilidad rápidamente tiene una escala global, los dispositivos IoT actuales y futuros nada tienen que ver con esto. Estos dispositivos mucho más sencillos, no hay un sistema operativo estandarizado (muchas veces no hay ni sistema operativo) y en numerosas ocasiones están construidos ad-hoc. Por ello, es mucho más complicada la detección de amenazas de esta y la puesta en común a nivel global de las mismas.

Desde Telefónica Empresas tenemos una visión de la seguridad en el IoT extremo a extremo. Las nuevas comunicaciones pensadas para el IoT como son el Nb-IoT o el LTE-M son el primer filtro, pero a partir de ahí disponemos de muchos mecanismos que ponemos a disposición de nuestros clientes: políticas de seguridad integradas en nuestra plataforma de conectividad Kite, mecanismos de autenticación con certificados que implementamos en los dispositivos, puntos de acceso a la red (APNs) dedicados y redes privadas virtuales (VPNs) para securizar el tránsito de la información hasta la red del cliente, y desde hace poco, gracias a nuestro Digital Operation Center, donde combinamos las capacidades de Seguridad e IoT, monitorizamos de manera proactiva posibles indicios de ataques a través de información diversa tanto de los dispositivos como de la red.

Merca2 – ¿Una empresa conectada no es más vulnerable a los ataques cibernéticos? 

Manuel López: Por supuesto, el hecho de abrir tu red, hace que potencialmente estés expuesto a ciberataques. En el mundo de la TI esto no es novedoso, ya nos hemos estado enfrentando a estos problemas desde hace tiempo y desde Telefónica Empresas ya somos una referencia clara en Seguridad TI para nuestros clientes. Los nuevos retos de tener muchos objetos conectados efectivamente suponen un nuevo nivel, como he explicado antes, pero esas políticas se integrarán dentro de una línea base y la estrategia de Seguridad que nuestros clientes ya están poniendo en marcha desde hace tiempo.

Sin embargo, en el sector industrial la situación es diferente debido a los proyectos que se están llevando a cabo en línea con la Industria 4.0. En el mundo industrial, las redes OT (Redes de comunicación entre los elementos de la propia planta de producción, por ejemplo) hasta el momento estaban muy aisladas del exterior y no se habían enfrentado a los retos de la ciberseguridad previamente. El poder de la Industria 4.0 viene de la recogida de información, envío de la misma a plataformas para la toma de decisiones, analítica avanzada a través de big data, de la capacidad para poder actuar en tiempo real sobre tus elementos industriales, etc.

En definitiva, una información que antes estaba confinada (o que ni siquiera existía) ahora tiene que viajar fuera de la red OT. En este caso, las empresas industriales que nunca habían prestado atención en la seguridad ahora parten de una posición mucho más retrasada, por lo que tienen que correr el doble para protegerse, empezando desde la propia concienciación del riesgo.

Según nuestra propuesta de Industria 4.0 la seguridad de las redes OT es un elemento completamente transversal.

Merca2 – ¿Podría enlazarse los vehículos conectados con la industria 4.0 para mejorar también la logística tal como la conocemos actualmente?

Manuel López: ¡Sin ninguna duda! De hecho, nuestra visión de Industria 4.0 va más allá de las barreras físicas de la planta de producción, pensamos en toda la cadena de valor de nuestros clientes: la relación con sus proveedores, el almacenamiento tanto de material como de producto terminado, la producción, la distribución y hasta el propio producto final.

En el ámbito de la distribución podemos hablar tanto de los vehículos conectados, si la compañía es la dueña de los vehículos, pero también de los propios activos conectados, si no lo es, y lo que está buscando es la trazabilidad de su propia mercancía. Estos dispositivos recogen los datos de contexto o de la carga específica (a través de localización GPS y sensores) y los envían a través de redes celulares a una plataforma que se encarga tanto de la gestión de dispositivos como de establecer reglas de negocio, tales como generar alertas o desencadenar acciones en tiempo real.

Gracias a este tipo de tecnología Telefónica Empresas permite a sus clientes conocer dónde está la carga en tiempo real, protegerla de robos y pérdidas, garantizar que las condiciones del entorno (temperatura, humedad, sistema detección de golpes, etc.) y las condiciones de transporte han sido óptimas, minimizar el coste por retrasos, pérdidas y robos de mercancía y garantizar la confianza en la inmutabilidad de los datos registrados gracias a blockchain. En definitiva, ayudamos a mejorar procesos internos permitiendo mayores eficiencias, reducción de costes y mejora de la calidad de servicio.

Merca2 – ¿Cómo podría beneficiar el IoT a una empresa o industria que no dependa tanto de la tecnología/máquinas? (Como las más artesanales)

Manuel López: Todas las empresas pueden beneficiarse del IoT y en general de proyectos que entendemos que van en la línea de la Industria 4.0 . No obstante, cada una puede partir de niveles de automatización distintas que hacen que tengan un camino distinto que recorrer. Evidentemente, para una pequeña empresa su capacidad inversora y de encontrar financiación puede ser una barrera y tiene que empezar dando pasos más lentamente. Sin embargo, en nuestro país tenemos ejemplos muy claros de compañías dedicadas a negocios más tradicionales y que han conseguido ser referente gracias a la apuesta por la digitalización. Hace unas semanas, en el Congreso de Industria Conectada organizado por el Ministerio de Industria fue premiada la empresa Fama Sofás. Una empresas que ha apostado por la innovación y la diferenciación a través, entre otras cosas, de la personalización.

En general, una buena forma de comenzar es detectando ineficiencias en cualquier punto de tu cadena de valor. Estas ineficiencias pueden venir por diversos motivos: falta de visibilidad sobre procesos o sobre la propia producción, existencia de silos de información, etc. Otras empresas, deciden utilizar tecnologías como la fabricación aditiva para reemplazar procesos de fabricación más tradicionales y con ello ganar en rapidez, flexibilidad y personalización. Por último, están aquellas que deciden hacer su producto final más inteligente de cara a diferenciarse y ofrecer una mejor experiencia su cliente final bien sea generando experiencias conectadas hacia usuarios finales, mejorando su servicio de postventa e incluso siendo disruptivo en su propio modelo de negocio, ofreciendo modelos orientados al pago por consumo. Para todos ellos, el IoT es un habilitador clave.