La cifra de negocios de la industria cayó un 33,1% el pasado mes de mayo respecto al mismo mes de 2019, moderando el desplome que registró en abril, cuando la paralización casi total del sector durante la primera mitad de mes como consecuencia de la crisis sanitaria llevó a un retroceso histórico de las ventas superior al 40%. Con la caída de mayo, la facturación de la industria encadena tres meses consecutivos de tasas interanuales negativas.

No obstante, con la recuperación progresiva de la actividad, el sector logró elevar sus ventas un 18,5% respecto al mes de abril (dato corregido de efectos estacionales y de calendario), en contraste con el fuerte retroceso del 28,5% del mes anterior, según datos difundidos este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las actividades que más incrementaron sus ventas en el mes fueron la fabricación de vehículos, que las multiplicó por cuatro (+316,1%); la industria del cuero y calzado (+147%) y la fabricación de muebles, que casi las duplicó (+97%).

En sentido contrario, los mayores retrocesos se los anotaron la industria del tabaco (-10,8%), la fabricación de otro material de transporte (-8,9%) y la industria de la alimentación (-4,9%).

Por sectores, todos presentaron tasas mensuales positivas, destacando los bienes de consumo duradero, que elevaron sus ventas un 110,5% respecto a abril, y los bienes de equipo, que facturaron un 66% más. Por su parte, las ventas de energía avanzaron un 27,7% en mayo; las de los bienes intermedios crecieron un 14,4% y las de los bienes de consumo no duradero subieron un 2,5%.

LAS VENTAS DE ENERGÍA

De acuerdo con los datos del INE, la industria facturó un 33,1% menos en mayo, tasa 7,4 puntos superior a la de abril. Corregido el efecto calendario y la estacionalidad, la cifra de negocios de la industria también bajó un 29,3% interanual en el quinto mes del año, frente al retroceso del 40,8% de abril, que fue el mayor de la serie.

En términos interanuales, todas las actividades recortaron su facturación en relación a mayo de 2019 a excepción de la fabricación de bicicletas, que elevó su cifra de negocios un 23,3% gracias a que al comienzo de la desescalada se autorizó el ejercicio físico.

Por su parte, los mayores retrocesos interanuales en las ventas se dieron en coquerías y refino de petróleo (-64,3%), fabricación de artículos de joyería, bisutería y de instrumentos musicales (-62,2%), confección de prendas de vestir (-60,3%) y fabricación de automóviles (-50,7%).

Por sectores, todos ellos recortaron su facturación en mayo. Los mayores descensos de las ventas en tasa interanual se registraron en la energía (-64,3%) y los bienes de equipo (-40,7%), seguidos de los bienes de consumo duradero (-36,1%), de los bienes intermedios (-30,5%) y de los bienes de consumo no duradero (-19,7%).

LAS COMUNIDADES RECORTAN VENTAS

La cifra de negocios de la industria disminuyó respecto a mayo de 2019 en todas las comunidades autónomas.

Los mayores retrocesos se produjeron en Baleares (-42,1%), Galicia (-39,9%) y Aragón (-38,2%), mientras que los menores correspondieron a Extremadura (-14,7%) y, mucho más lejos, Canarias (-24,8%).