El secretario general de Industria y Pyme, Raül Blanco, ha señalado que sería “perfecto” poder complementar el futuro ‘plan de choque’ de la automoción que prepara el Gobierno con fondos procedentes de la Unión Europea (UE) y de un posible mecanismo para relanzar la industria y la economía del ‘Viejo Continente’.

Tras reunirse este lunes con representantes de los trabajadores de Nissan en Barcelona, Blanco ha indicado que la idea del Ejecutivo es desarrollar un plan a nivel de nacional para relanzar el sector, a pesar de la “complicada” situación presupuestaria, ya que el país continúa con los Presupuestos prorrogados de 2018.

Las medidas que se tomen van a estar alineadas con las decisiones que se adopten a nivel europeo, así que toda la financiación adicional que pueda venir de esos ecosistemas que plantea el comisario europeo para el Mercado Interior, Thierry Breton, pues va a ser perfecto”, ha subrayado Blanco.

Según el secretario general, el Gobierno está trabajando con el sector en este ‘plan de choque’ para la automoción, por lo ha asegurado que la idea es tener unas medidas consensuadas que incluyan acciones “a corto y a lardo plazo” tanto para reactivar la demanda como medidas de oferta, para movilizar la “mayor inversión posible” necesaria para los retos actuales del sector.

En este sentido, Blanco ha destacado la apuesta del Gobierno por los modelos eléctricos, indicando la necesidad de las baterías, por lo que se seguirá trabajando para la instalación en España de una planta de este tipo de elementos.