Indra
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra. Foto: Indra.

Deshojada la margarita, y una vez fuera DIA del Ibex 35, comienzan a tomar forma las quinielas para ver quién puede ser el siguiente valor en seguir los pasos de la cadena de supermercados. Si nos atenemos a los factores ponderables que determinan la salida del selectivo español, tres son los candidatos que pueden estar en la parrilla de salida de cara a la próxima reunión del Comité Asesor Técnico (CAT): Indra, Técnicas Reunidas y Meliá Hotels.

Las tres compañías llevan un año turbulento en el selecto club de los 35. Centrados en la capitalización, la que peor comportamiento ha tenido ha sido Meliá Hotels, con una caída del 28,5% (ha pasado de 2.641 millones de euros a 1.888 millones); le sigue Indra, con un descenso del 23,1% (de 2.014 millones a 1.548 millones); mientras que Técnicas Reunidas ha vivido un retroceso del 11,6% (de 1.479 millones a 1.306 millones).

Aun así, Meliá cumple el criterio de capitalización. “Indra y Técnicas Reunidas no alcanzan una capitalización del 0,3% del valor total del Ibex 35, un porcentaje que rondaría los 1.660 millones de euros a día de hoy”, manifiesta Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank. Y añade: “Según el consenso, Técnicas Reunidas tiene solo un 11% de potencial de revalorización, en comparación con el 31% o el 54% que se le otorga a Indra y Meliá, respectivamente.

Evolución de la acción de Indra durante el último año

Aparte de este criterio, en lo que va de año la acción de Meliá ha caído un 29,2%, Indra un 26%, y Técnicas Reunidas un 12,3%. “Por volumen negociado y por capitalización de mercado, Técnicas Reunidas es el valor que tendría más números para una revisión aunque, por el momento, no estaría en un peligro inminente”, señala Aitor Méndez, analista de IG.

¿Por qué? Por su fuerte vinculación con el precio del petróleo. “Si los precios del crudo se recuperasen de acuerdo con los recortes acordados por la OPEP, podría impulsar su capitalización y hacer menos probable una eventual salida”, matiza Méndez. Además, tiene la ventaja de ser una de las pocas empresas de la bolsa española sin endeudamiento.

“En los dos últimos años ha vivido momentos excesivamente negativos porque proyectos que tenía aprobados han visto retrasadas sus fases de ejecución”, añade Susana Felpeto, subdirectora de renta variable de AtlCapital. Y Darío García, analista de XTB, concreta: “De las tres, es la que menos peligro podría correr”.

Evolución de la acción de Técnicas Reunidas

Entonces, descartada Técnicas Reunidas, ¿quién tiene más papeletas para ser el nominado y, posteriormente, expulsado? Darío García lo tiene meridianamente claro: “Indra será la siguiente ‘oveja negra’ de salida. Está recibiendo mucho castigo a nivel analistas y bancos de inversión que invitan a reducir posiciones. Y lo lógico es que siga cayendo”.

Los analistas entienden que por encima de ocho euros no habría que deshacer la posición, pero otra cosa es invitar a decantarse por Indra. De momento, se mueve por el filo de la navaja, ya que su acción está en 8,5 euros, muy lejos de los 12,2 euros que tuvo a comienzos de año. “No tomaríamos posiciones hasta que llegara a los 9,97 euros”, concreta Susana Felpeto.

¿Qué otros motivos habría para que se le terminasen acabando abriendo las puertas del Ibex 35? Por un lado, su menor capitalización, aunque su volumen medio es superior al de Técnicas Reunidas y Meliá Hotels. Por otro lado, la evolución técnica del valor es bastante similar a la de DIA (y ya se sabe cómo terminó la película). Sin olvidar la reducción de su volumen de operatividad, o las posiciones bajistas.

INDRA NO ESTÁ SOLA

Entre Indra y Técnicas Reunidas, a salvo de una hipotética salida, pero sin caer en triunfalismos que le lleve a dormirse en los laureles, está Meliá Hotels. Porque, entre otras razones, el CAT tiene en cuenta otros aspectos, aparte de la capitalización, como puede ser la representación de los sectores dentro del índice. Una circunstancia que juega a favor de Técnicas Reunidas y de Indra.

Aparte de este hecho, Melía está mejor situada para evitar la salida que Técnicas Reunidas, ya que tanto su capitalización como el volumen negociado es mayor. Aunque su dependencia del sector exterior es importante, y el tipo de cambio le ha hecho perder muchos ingresos (por no hablar de los ‘chalecos amarillos’, que han reducido la ocupación de sus establecimientos en Francia un 24%), tiene muchos edificios en propiedad. “Si le va mal puede poner a la venta algunos hoteles para reducir el activo y conseguir liquidez. Así podría tener un beneficio operativo ratio sobre deuda de dos veces ebitda”, concreta Darío García.

Evolución de la acción de Meliá Hotels

¿Son sólo Indra, Técnicas Reunidas o Meliá Hotels quienes tienen las papeletas para abandonar el selectivo? “Más allá de estas tres, CIE Automotive y Viscofán, por su menor volumen negociado, o Mediaset, por su baja capitalización, también podrían ser candidatas llegado el caso a salir del selectivo”, indica Aitor Méndez.

“Mediaset todavía capitaliza 1.800 millones de euros, pero ha entrado en una tendencia bajista que podría hacer que los perdiese. Además, reparte buena parte de su beneficio en dividiendos lo cual ‘descapitaliza’, nunca mejor dicho, a la empresa”, razona el analista del Self Bank.

Coca-Cola

Por qué siempre pedimos Coca-Cola pero bebemos Pepsi si no hay

¿Eres de los que pides siempre Coca-Cola? Si no hay, ¿bebes Pepsi? ¿O cambias de bebida? He aquí las razones por las que siempre pedimos Coca-Cola cuando queremos un refresco de cola.

¿Y qué pasaría con la ‘novata´ Ence? “Su volumen negociado ha sido más que aceptable en los últimos tres meses, especialmente para una firma fuera del selectivo, pero su capitalización bursátil la situaría también al borde del alambre”, concreta el analista de IG.

¿Qué consecuencias tendría la salida para Indra? Cotizar en el Ibex 35 ofrece a las empresas un universo de compradores. “Hay muchos fondos y planes de inversión linkados al índice que invierten en todos los valores”, señala Susana Felpeto. Al no formar parte del Ibex, dejarían de estar interesados en Indra. “Te baja el volumen de negociación”, añade. Por el contrario, al no estar tan expuesto la acción, podría estabilizar el valor.

Sea Indra, o sea cualquier otro valor, la pregunta que surge es: ¿quién le sustituiría? “Por valoración y por proyección, tendría que haber sido MasMóvil el recambio natural de Dia. Entonces no lo fue. Pero sigue llamando a las puertas, como el otro candidato: Gestamp.