Indra

Indra ha nombrado a Manuel Rodríguez Cerezo como nuevo director del programa FCAS (Future Combat Air System), un ambicioso programa militar que se encargará de impulsar el nuevo Eurofighter, el avión de combate europeo, según ha adelantado el medio Infodefensa.com.

El FCAS es un proyecto en origen liderado por Francia y Alemania con el que se busca un futuro ‘superavión’ de combate de 6ª Generación que reemplace la flota de aviones europeos Eurofighter.

España ha elegido a Indra para participar en el proyecto tecnológico y militar más ambicioso presentado por la Unión Europea

Rodríguez Cerezo gestionará la participación de la industria española en este proyecto y trabajará junto a la oficina de la Dirección General de Armamento y Material.

Cuenta con una larga trayectoria en Indra, donde ha estado al frente de Sensores y Defensa Electrónica, Plataformas y el negocio internacional de Defensa Electrónica.

LA ELECCIÓN DE INDRA

Las empresas francesas quieren hacerse con toda la gestión del nuevo armamento del primer ejército de la Unión Europea. La UE ha destinado 200.000 millones para desarrollar el FCAS, un ambicioso programa militar que se encargará de impulsar el nuevo Eurofighter, el avión de combate europeo. De entre los tres países miembros que lo llevarán a cabo (España, Francia y Alemania), dos han elegido empresas francesas para coordinar el plan.

La excepción es España, quien tras dos décadas confiando a Airbus este tipo de proyectos, ha elegido a una empresa nacional para liderar el trabajo: Indra. Pero esta decisión ha tenido consecuencias. Airbus ha desplegado toda su capacidad de lobby para presionar al Ejecutivo; al igual que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien quiere que Pedro Sánchez conceda la coordinación del FCAS también a Airbus.

El FCAS es el proyecto tecnológico y militar más ambicioso que ha presentado la Unión Europea. Y España, al elegir a Indra, ha roto el pleno que esperaba el Ejecutivo francés. Desde el mismo momento en que el gigante aeronáutico supo que el Ministerio de Defensa había elegido a la compañía liderada por Fernando Abril-Martorell, Airbus ha desplegado todo tipo de presiones y amenazas para conseguir un proyecto que consideraban suyo.

La empresa francesa ha dejado caer la posibilidad de despedir a muchos de sus 12.600 empleados si no recibe la partida de 6.000 millones de euros iniciales que se concederán a quien coordine el FCAS. Además, el gigante aeronáutico también ha lanzado duras críticas contra Indra. Alemania ha elegido a Airbus para coordinar el proyecto y Francia al grupo Dassault.

Indra: tecnología antidrones que hubiera frenado los ataques saudies

Dos refinerías estratégicas para la economía mundial situadas en Arabia Saudí fueron atacadas hace unos días por un enjambre de drones, provocando...

La intervención de Macron en la concesión, confirmada por fuentes de alto nivel consultadas por MONCLOA.COM, tampoco ha conseguido un cambio de criterio en el Ejecutivo de Sánchez. Era “cuestión de tiempo” que el Gobierno de España concediera este tipo de proyectos a una empresa nacional para equiparar las compañías españolas con los gigantes de Europa, según las fuentes.

Elegir una empresa 100% nacional es la mejor forma de garantizar que los beneficios y el desarrollo repercuta en la industria de España. Con esta decisión, el Ministerio de Defensa ha equiparado a Indra con gigantes como Dassault o Airbus.

El Gobierno ha insistido en que la elección de Indra como coordinador no es excluyente para Airbus. Además de que la empresa ya participa en el plan de la mano de Alemania. De hecho, desde La Moncloa esperan que las dos compañías cooperen en el proyecto, ya que las áreas de influencia de los dos gigantes de la aeronáutica son diferentes. Pero Airbus no lo ve así, y aún están por ver las estocadas que la empresa francesa lanzará al Gobierno.

Comentarios de Facebook