Inditex tiendas

Inditex acelera en el cierre de sus tiendas en España pese a que estaba previsto para los próximos años, según señalan fuentes sindicales de la compañía. Detrás de ello, podría estar un temor manifiesto a que los rebrotes se vuelvan más virulentos en otoño junto a la percepción de que la demanda (en las tiendas) no recobrará los niveles prepandemia, habrían llevado al equipo directivo a ordenar deshacerse de muchos locales de forma “inminente”, explican de CCOO. De hecho, la compañía que dirige Amancio Ortega ha preferido apartar el dialogo social con los agentes sociales, una promesa que había hecho cuando formalizó su hoja de ruta, para agilizar el recorte de su red de espacios destinados a la venta.

Así, desde la propia CCOO señalan que en la actualidad que: “Ya se están produciendo cierres de tiendas en diversos territorios y marcas, o en su caso anuncios de cierres inminentes, que se saldan mediante ofertas individuales de traslado o extintivas”. Un movimiento que ha sorprendido a muchos trabajadores, puesto que el pasado 17 de junio durante la reunión del Comité de Empresa Europeo la directiva se comprometió “a que esta importante reestructuración se efectuaría priorizando la estabilidad en el empleo de las plantillas”. En otras palabras, a acompasar los cierres con una mesa de negociación.

Pero, los tiempos en el sector marcan pautas distintas a las de los trabajadores. Un par de semanas atrás, H&M, que es el gran competidor de Inditex, explicó que estaba tomando medidas para recortar su red de tiendas a un ritmo más rápido del esperado. Un movimiento en cierta manera esperado, pero que obligaba a actuar con mayor velocidad a la firma española. Las últimas noticias acerca de los rebrotes, con España en la diana, y la vuelta de las vacaciones (que suponen más aglomeraciones en las ciudades) han hecho el resto.

ESPAÑA EL EPICENTRO DE LOS RECORTES DE INDITEX

España se ha convertido en el epicentro del recorte de tiendas de Inditex. En principio, el plan habla de cerrar entre 250 y 300 locales en el territorio nacional de un total que oscila entre las 1.100 y 1.200 en todo el grupo. En otras palabras, una de cada cuatro tiendas que Ortega pretende eliminar será en el país, entorno a un 25%, mientras que el volumen de facturación en la región no llega al 16%. Por otro lado, el hachazo sobre la red española, del 17%, es superior a la media en los restantes que no alcanza el 14%.

La especial incidencia sobre España se explica porque hasta la fecha era una de las regiones, entre los países desarrollados, con menor penetración online. De hecho, en nuestro país las ventas online suponían solo un 5% del total de transacciones, lo que nos situaba a la cola de Europa solo por delante de Italia y Polonia. Mientras, en otros países como Reino Unido o Alemania ya están en el 15%, según los datos de un estudio publicado por la consultora Knight Frank.

Pero, gracias a la pandemia esta situación ha cambiado drásticamente. Incluso, lo ha hecho tanto que prácticamente nadie se atreve a aventurar cual puede ser la cifra final de cara a 2021. Aun así, los datos revelan una cosa clara: la gente sigue prefiriendo internet. De hecho, la afluencia a los centros comerciales (uno de los bastiones de Inditex) se desplomó un 25,2% en julio respecto al año pasado, según los datos del índice Shoppetrak. Una caída a plomo a pesar de las rebajas.

LOS REBROTES ACELERAN LOS PLANES DEL SECTOR

Pero, las rebajas no eran el único atractivo para volver a atraer a la gente. En julio, las restricciones a la movilidad no existían y los datos de contagios eran muy pequeños. Aún así, el online volvió a triunfar. Los antecedentes hacen sospechar que el mes de agosto será todavía peor, ya que el volumen de contagiados y las noticias al respecto (que levantan el temor de muchos) han crecido exponencialmente. Y, no será solo en centros comerciales, sino también a nivel de calle.

Los rescoldos de la fiebre inmobiliaria de los últimos años han dejado una red de tiendas viciada hacía las zonas céntricas. Probablemente, una de las áreas menos aconsejables para visitar en estos momentos. Primero, por la aglomeración que se pueden producir pese a ser verano. La segunda, porque para acceder a ellos la gran mayoría se vale del transporte público, autobús o metro, los cuales se han demostrado (especialmente el segundo) una fuente importante de contagios.

En definitiva, que la situación para el retail se ha complicado en las últimas semanas. Un hecho, más que suficiente para acelerar el cierre de tiendas, dado que en este contexto muchas ya son deficitarias. Pero, además, se le suma que la situación se puede agravar, puesto que el riesgo ante nuevos confinamientos o mayores restricciones es notable. Otro tema más complicado es cómo encajará esa mayor velocidad con el empleo de miles de personas. Muchas se reubicarán hacía el online y la logística, de hecho, han recibido cursos exprés en los últimos meses, pero es prácticamente imposible que pueda abarcar a la mayoría.