Inditex terreno perdido rebajas

No podía ser menos, y así ha sido. Los efectos del covid-19 en las cuentas de Inditex se han dejado notar. Tanto, que por vez primera desde que saliera a bolsa, la compañía fundada por Amancio Ortega ha tenido pérdidas trimestrales: 409 millones de euros frente a unas ganancias de 734 millones del mismo periodo del año anterior.

Haciendo bueno el dicho de que no vale la pena mirar para atrás, sino que hay que fijar la vista en el futuro, Inditex prepara su particular Plan Renove para que la situación vuelva a ser la que era antes de la pandemia. Y tiene claro qué hay que poner, y qué hay que quitar.

Inditex quiere tiendas más grandes, ecoeficientes, en las que la digitalización y la sostenibilidad estén integradas

Las tiendas, por ejemplo, son las que son. Pero en un mundo donde la digitalización gana enteros, más cuando las ventas online han sufrido un empujón por efecto del covid-19, conviene darles una vuelta de tuerca. De ahí que, en 2020 y 2021, echarán el cierre entre 1.000 y 1.200 tiendas. De esa cantidad, entre 250 y 300, serán españolas. Así, se pasará de 7.412 establecimientos, a unos 6.700-6.900.

SOSTENIBILIDAD

No conviene hacer la lectura de que eran tiendas sin rentabilidad. La tenían. Pero el concepto que quiere implantar Inditex va más allá. Quiere tiendas más grandes, ecoeficientes, en las que la digitalización y la sostenibilidad estén plenamente integradas. Sin olvidar la excelente ubicación, y una capacidad de venta mayor.

De hecho, ese cierre de tiendas no presupone menos metros cuadrados. Ni mucho menos. De aquí, hasta 2022, el crecimiento del espacio bruto será de un 25% anual. En definitiva, se trata de agrupar. De dar cera, y pulir cera. O, como dice el refrán, que el pez grande se coma al chico. Un pez grande que atraiga por cercanía, localización, rapidez y comodidad.

INDITEX Y LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Inditex lo que quiere, en su visión del futuro, es que la digitalización sea su particular compañero de viaje… y de los consumidores. Lo que pretende es que, gracias a las nuevas tecnologías, y volviendo a usar el símil antes reseñado, el cliente se mueva en Inditex como pez en el agua.

Un bienestar que empieza en su bolsillo, en su teléfono móvil. La batería de medidas que tiene Inditex en mente hará que la experiencia de compra sea agradable desde su propia casa, o allá donde se encuentre. La web y la app del teléfono móvil serán el primer paso para captar su atención.

Una atención que acabará entrando por los ojos cuando el cliente acabe visitando la tienda. Porque serán establecimientos amplios que se definirán, según Inditex, por su “alta calidad”. La idea es aplicar este concepto no sólo a ampliaciones que se acometerán, sino también a las 150 tiendas que está previsto abrir cada año hasta 2022.

Aldi Lidl tiendas DIA

Lidl y Aldi quieren sacar tajada del cierre de tiendas de DIA

Las cadenas alemanas Aldi y Lidl quieren hacer bueno el famoso refrán español de ‘a río revuelto, ganancia de pescadores’. Y ese río no...

La fórmula del éxito que pretende aplicar Inditex mezcla calidad, ubicación y tecnología. Unas tiendas de alta calidad de las que se espera un crecimiento de las ventas comparables a largo plazo de entre el 4% y el 6% anuales. Dicho de otra manera, mayor nivel de rentabilidad y menor intensidad de capital.

Sobre la mesa, y para llevar a buen puerto el barco, Inditex pondrá 2.700 millones de euros que se repartirán entre la apuesta online y las tiendas tecnológicamente integradas. Con este Plan Renove, ¿quién dijo miedo?

Comentarios de Facebook