Matriculaciones
Foto: Sanjit Das para Bloomberg.

En economía, pocas cosas hay peores que la incertidumbre. Y últimamente a España le sobra. Esto se plasma en las matriculaciones de vehículos. En noviembre, las ventas de turismos y todoterrenos se redujeron un 12,6% en comparación con el mismo mes de 2017. Con 91.063 unidades, el mercado automovilístico nacional encadena así tres meses de caídas.

Tal como ha explicado la Asociación de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), la caída de la demanda responde a varios factores.  Una de ellas es la incertidumbre económica. Los consumidores están retrasando su decisión de compra de vehículos a la espera de que se aclare el entorno de posible desaceleración económica y al respecto de las restricciones a los automóviles de combustión.

Porque si no llegaba con los datos económicos, la inseguridad provocada por las posibles futuras leyes no ayuda. “Las distintas noticias sobre prohibiciones y restricciones a los vehículos de combustión, sumadas a las previsiones económicas, que hablan de menor crecimiento para el año que viene, afectan a la decisión de compra. La confianza del consumidor se está deteriorando, así como la expectativa de crecimiento económico. El cliente, en este entorno, opta por ser prudente y esperar”, ha explicado la directora de Comunicación de Anfac, Noemi Navas.

Renault, Nissan

La guerra entre Nissan y Renault pone en riesgo casi 20.000 empleos en España

Una de las mayores alianzas del sector automovilístico está en peligro de extinción. Nissan y Renault, unidas a Mitsubishi, se enfrentan a una gran...

Para Anfac, entre otros factores que han afectado a la caída de las ventas de coches se encuentra la corrección del adelanto de las compras que se vivió en julio y agosto por el efecto de la entrada en vigor de la nueva normativa WLTP. Además, a pesar de que noviembre tubo los mismos días laborables que en 2017, una incidencia en los sistemas de registro de la Dirección General de Tráfico en los últimos días del mes impidió la matriculación de vehículos durante algunas jornadas.

“El retroceso de noviembre ya no es achacable a la entrada en vigor del nuevo protocolo de emisiones, como pasó en septiembre y octubre. Sino principalmente a la desconfianza que está provocando en el consumidor el clima negativo alrededor de la automoción. Los concesionarios están detectando entre los compradores incertidumbre porque no saben ni qué coche comprar ni cuándo. Por lo que retrasan su decisión de compra”, ha señalado el director de Comunicación de Faconauto, Raúl Morales.

“Si no somos capaces de ir calmando el ambiente alrededor del sector, el arranque de 2019 puede seguir con la tendencia negativa”

En el acumulado del año, las matriculaciones de turismos y todoterrenos ascendieron hasta 1,22 millones de unidades. Esto supone un 8% más que en los primeros 11 meses de 2017. “Las matriculaciones siguen cayendo, siguiendo la tendencia comenzada en septiembre. Esperamos que diciembre sirva para cerrar un año que en términos globales ha sido bueno y que, por lo tanto, tengamos una subida del 10% sobre las ventas de 2017”, ha apuntado el director de comunicación de Ganvam, Elías Domingo.

Por su parte, los augurios de Faconauto son inferiores. “Mantenemos nuestra previsión de acabar el ejercicio en 1,3 millones de vehículos matriculados, un 7% más que el año anterior. En cualquier caso, si no somos capaces entre todos de ir calmando el ambiente alrededor del sector y de centrar los mensajes para acabar con la incertidumbre del comprador, el arranque de 2019 puede seguir con la tendencia negativa actual en las ventas de coches”, ha añadido Morales.

LAS MATRICULACIONES DE AUTOBUSES BAJAN UN 25%

Otros tipos de vehículos han registrado un peor mes que los turismos y todoterrenos. El mes pasado, las ventas de autobuses, autocares y microbuses descendieron un 25,6%, hasta 235 unidades. En el acumulado de 2018, el descenso se sitúa en un 2,5%, hasta 3.412 autobuses.

Los vehículos comerciales ligeros cosecharon un mejor noviembre. Con 17.639 unidades, sus matriculaciones descendieron un 3,3%. En lo que va de año, las entregas aumentaron un 7,5%, hasta 196.389 vehículos.

Por su parte, las ventas de vehículos industriales bajaron un 20,1%, hasta 2.319 unidades. Pero en el total del año también caen un 0,7%, hasta 22.661 vehículos. De todos ellos, 18.583 unidades fueron vehículos industriales pesados.

Comentarios