ventas online

El coronavirus SARS-CoV-2 está cambiando muchos aspectos de nuestra vida. Poco a poco, los ciudadanos hemos normalizado la situación provocada por la pandemia del Covid-19 y estamos aprendiendo a vivir la nueva realidad. En la coyuntura actual y teniendo en cuenta el aislamiento social generado por el estado de alarma, el consumo ha tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias. Al fin y al cabo, la crisis sanitaria ha afectado a nuestra manera de consumir, ya que los ciudadanos han mostrado una clara preferencia por las compras online. Durante estas semanas de confinamiento, el comercio electrónico ha crecido progresivamente en España hasta un 50% respecto a los meses previos al coronavirus, según los datos de la Organización Empresarial de Logística y Transporte UNO.

La nueva realidad que ha traído consigo el coronavirus ha cambiado los hábitos de consumo de los españoles en el canal online. La media de crecimiento que ha experimentado el comercio electrónico no ha sido igual para todos los productos, pero no cabe duda de que el Covid-19 ha impulsado la consolidación del eCommerce en nuestro país. Los supermercados, la electrónica, los accesorios móviles y las parafarmacias han sido los sectores con más envíos en las últimas semanas, según un estudio elaborado por el comparador de envío de paquetes por mensajería Paklink. Más allá del aumento de las ventas online, hay que destacar el papel de estos sectores en la crisis sanitaria. Por ejemplo, la empresa RS Components ha llevado a cabo distintas acciones para ayudar en la lucha contra la pandemia del Covid-19, como la donación de material de protección individual para el hospital de campaña de Ifema.

Con el cierre de pequeños y grandes comercios físicos en el estado de alarma, la demanda de la población se dirige hacia el canal online. El comercio electrónico se ha consolidado como una actividad esencial en esta situación excepcional provocada por la pandemia del coronavirus. De esta forma, el Covid-19 ha propagado la digitalización en España, haciendo que muchos comercios que hasta ahora se habían dedicado exclusivamente a la venta en tienda física, se hayan tenido que adaptar al entorno online. Una tendencia que se mantendrá a medio y largo plazo, por lo que, aunque la crisis sanitara pasará, esta situación aumentará la penetración del eCommerce para siempre en nuestro país. De esta forma, la compra online se consolidará para las compras de primera necesidad en los próximos años.

Una de las claves del crecimiento de las ventas online en nuestro país es la rápida adaptación del comercio electrónico a los cambios de hábito de los consumidores. La mayoría de las tiendas online ha reaccionado con agilidad a la nueva realidad, aunque también se han encontrado con algunos problemas, principalmente con la dilatación en los tiempos de entrega debido a la saturación de las redes de transporte y los centros logísticos. En cualquier caso, las tiendas online, al igual que la logística, están ofreciendo un servicio sin precedentes en plena crisis sanitaria, demostrando la importancia del eCommerce en España.