fondos de inversión

Pedir rentabilidad a un depósito bancario es, como dice el refrán, pedirle peras al olmo. En el mes de diciembre de 2017, el tipo medio ponderado se situó en el 0,08%. En noviembre, ese porcentaje era… ¡del 0,10%! Lo que se ofrece al cliente va de una horquilla de entre el 0,02% hasta el 0,40% con el añadido de tener vinculación con la entidad financiera. Para conseguir rentabilidades más atractivas se pone el punto de mira en los fondos de inversión. Y ahí Imdi Funds juega en una liga diferente a la de los bancos.

“Imdi Funds ofrece productos de inversión a largo plazo a través de una gestión sofisticada y diversificada, permitiendo obtener una mayor rentabilidad del ahorro gracias a las bajas comisiones y a la eficiencia fiscal”, afirma Patricia Mata, su responsable.

“El objetivo es que pueda ofrecer productos y experiencias bueno, bonito, y barato”, señala Patricia Mata.

Se trata de un robo advisor, no al cien por cien, pero que sí ofrece lo mejor de esta herramienta (eficiencia y costes de la gestión pasiva además de la monitorización y control del riesgo) junto a la experiencia en los mercados de más de treinta años del Grupo CIMD.

“El objetivo es que pueda ofrecer productos y experiencias bueno, bonito, y barato”, señala Patricia Mata. Y añade: “Queremos que nuestros clientes tengan la mejor experiencia, mientras les acercamos la inversión profesional de una forma totalmente personalizada, transparente, de fácil uso y a muy bajo coste, con el respaldo de un equipo gestor experto con décadas de experiencia”.

Fondos de inversión según el perfil y el riesgo

¿Por qué bueno, bonito y barato? Bonito, porque se invierte a través del vehículo más eficiente desde el punto de vista financiero, fiscal y de transparencia, que no es otro que el fondo de inversión.

Bueno porque todo se hace online, en la web. “En menos de ocho minutos se responde un cuestionario y, de forma gratuita, se le asesora según sus conocimientos, perfil y objetivos”, manifiesta su responsable.

Si el cliente está conforme, se le abre una cuenta online. Para hacerlo, es necesario un selfie de la persona, así como una imagen de su DNI por delante y por detrás. Se genera un vídeo y, una vez abierta la cuenta, el usuario sólo tiene que decir si hay un traspaso de fondos o una transferencia bancaria. Nunca dinero en efectivo. En total, en diez minutos está lista la inversión.

 

BBVA

¿En qué se gastan el dinero BBVA o Santander?

El número es redondo: 202.251. Son los empleados que Banco Santander tiene allí donde está presente, desde Reino Unido a España, pasando por Turquía,...

Y barato, porque al estar dotado de tecnología todo el proceso de inversión, el ahorro de costes es considerable. “El tipo de gestión es activa, diversificada e internacional. Es una gestión top down, de arriba abajo. Vemos dónde hay oportunidades, en qué mercados y regiones, y allí se invierte”, explica Patricia Mata.

La media de la comisión de gestión en las entidades financieras está entre el 1,5% y el 2%. En Imdi Funds, la comisión es del 0,70%. Luego está la comisión depositaria, que la cobra Inversis, que es del 0,075%. Otra ventaja es que el cliente tiene un acceso a su área privada 24 horas al día.

Cuatro son los compartimentos que ofrece Imdi Funds y que tienen que ver con los perfiles de riesgo. Desde el más conservador, de color azul, al más agresivo, rojo. Luego están el moderado, de color verde, y el equilibrado, en esta ocasión, ocre.

“Invertimos en nuestros productos y se puede cambiar en función de las necesidades. Se puede hacer cuando quiera el cliente y la liquidez es inmediata. No hay barreras, ni coste de cancelación”, indica Patricia Mata. El mínimo para acceder a estos fondos de inversión es de 10.000 euros y, hasta el momento (Imdi Funds se fundó en abril de 2017), lo más demandados son los moderados, es decir, los de color verde y ocre. A modo de curiosidad, uno de los primeros clientes fue una persona de 85 años.