Ilunion Hotels

No tiene la misma difusión mediática que Kike Sarasola, ni se salta el guion como Antonio Catalán defendiendo a las kellys; pero José Antonio Preciados, director general de Ilunion Hotels, tiene algo que le hace único en el sector hotelero: su apuesta por Barcelona –a pesar del clima político adverso y los datos turísticos complicados– con un proyecto hotelero único en el mundo al que no le importa crecer en número, porque “esa no es su liga”.

“Abandonar es de cobardes”. Así de claro y rotundo se muestra Preciados respecto a su posición en Cataluña en una entrevista en MERCA2. Y lo hace desde la visión que le da ser un hotelero distinto, que se sale del discurso y los modales tradicionales del sector para escribir su propia historia. Reconoce que le da “pena” la situación de Cataluña, pero está convencido de que “Barcelona se recuperará y se estabilizará”.

De hecho, es de las pocas cadenas españolas que no solo no salen huyendo de la Ciudad Condal, sino que registra una mejoría en los datos. “Tenemos la gran alegría que al inicio de la controversia el año pasado hemos empezado a recuperar y este mes estamos mejor que el año pasado. Septiembre ha estado igual o un poquito por debajo, muy lejos del desastre de verano. La previsión es mucho mejor que el año pasado”, asegura.

AENA

Aena relanza el ‘duty free’ para ocultar los problemas de tráfico aéreo

El gestor aeroportuario Aena ha presentado su Plan Estratégico para los años 2018-2021, cuyo objetivo es "consolidar el fuerte crecimiento de la compañía e...

Tanto es así que el director general de la cadena asegura que “estamos como locos por intentar coger un hotel más”. Actualmente tienen cinco establecimientos en Cataluña, cuatro de ellos en Barcelona. En total, alcanza la cifra de los 26 hoteles en España (nueve en propiedad que podrían ser 11 próximamente). El último abierto hace dos semanas en Sevilla.

Todo ello le convierte en una de las pocas hoteleras en crecer de forma sostenida. “Vamos a presentar cifras –contando con la caída de Barcelona– mejores que las del año pasado”, señala Preciados, quien recuerda los récords de 2017. Ilunion Hotels cerró con 73,4 millones de euros de facturación (un 8,9% más), según datos del registro mercantil recogidos por InsightView.

Pero a pesar de los números, esta no es la razón de ser de Ilunion Hotels. “Competimos con las grandes cadenas, pero no en su liga, que es la de las grandes dimensiones”, apunta Preciados, quien pone el foco en la vía de la sostenibilidad de una organización a largo plazo con el amparo de la ONCE como máximo accionista. “Que te conozcan por cuántas habitaciones tienes es totalmente absurdo para nosotros”, sentencia.

UN PROYECTO SOCIAL ÚNICO

Aunque quizás para entender esta forma de pensar hay que remontarse a los años 90, cuando inicia su actividad como la cadena hotelera de Ilunion, las empresas del Grupo Social ONCE. Eso quiere decir que es una empresa comprometida con la sociedad, también de puertas para dentro. En 2017 contó con una plantilla media de 959 trabajadores, de los que 361 eran personas con discapacidad (38%). Además, 11 de sus centros son gestionados como Centros Especiales de Empleo (10 hoteles y el ILunion Catering by Maher). Esto significa que el 70% de su plantilla son personas con discapacidad.

Hecho que hace a esta empresa única en el mundo con la certificación de accesibilidad universal en todos sus establecimientos y el sello Q sostenible. “Todo el hotel reúne condiciones para ser accesible”, asegura preciados. Y no solo las habitaciones, sino todas las instalaciones. Pero no por ello se erigen como una compañía única y exclusivamente para discapacitados, ya que las puertas de sus establecimientos están abiertas a todos los públicos.

Sus más de 25 años de experiencia en el sector hotelero le han servido para curtirse y cubrirse las espaldas. “Sufrimos mucho en la crisis”, por eso “lo que hemos hecho después de esta es prepararnos para la siguiente”. Eso quiere decir que Ilunion Hotels no ha asumido riesgos de ningún tipo ni se ha endeudado. “Hemos invertido en hoteles nuevos, adquirido alguna propiedad para tener más músculo e introducido toda la tecnología del mundo. Tenemos un equipo con el componente social que tenemos que es totalmente diferente”, señala.

El único problema es el desconocimiento, algo que se achaca al cambio de nombre. En 2015, la compañía pasó de llamarse Confortel Gestión a la actual designación. Por ello, en diciembre lanzarán un plan de comunicación centrado en el cliente “para que la gente entienda que cuando entras en un hotel nuestro entras en un hotel muy especial”. Así, cerca de cumplir los 15 años en Ilunion Hotels, Preciados sigue manteniendo el mismo compromiso social.

“NO PROHIBIR LA ECONOMÍA COLABORATIVA”

Desde la compañía tampoco son ajenos a la irrupción de las nuevas plataformas de economía colaborativa en el sector hotelero, como Airbnb. “Lo vamos a sufrir y estamos sufriendo”, apunta Preciados, quien afirma que la “situación de desorden nos ha superado a todos”, hasta a las administraciones que no han sabido regular su situación.

Sin embargo, lejos de avivar el mensaje de prohibición del sector hotelero, Preciados se desmarca.  “No prohibiría nada. Lo que hace falta que se pueda ordenar y que los colectivos afectados intenten ayudar a poner orden”, alega.

Asimismo, también dejó entrever un doble juego en el tema de la economía colaborativa. “Hay muchos hoteleros escondidos en los apartamentos y luego participan en plataformas contra ellos”, señaló la semana pasada en un evento en Madrid organizado por el Grupo Vía y Roches Marbella.

Por otro lado, el director de la hotelera se muestra contrario a las tasas turísticas siempre y cuando no tengan una buena razón de ser, como en el caso de la Ciudad Condal. “Barcelona porque está pasado un momento malo, pero es un ejemplo de política turística en el que todos están sumando para intentar que esa bandera sea la más prestigiosa de España, más que Madrid”, sentencia.

Comentarios