Ignacio Gastón Ferrovial Construcción

Fue en 1927 cuando Ferrovial Agroman arrancó su actividad constructora. Este año, casi un siglo después, ha cambiado su nombre por el de Ferrovial Construcción. “Dejar atrás un nombre como el de Agroman, con tanta historia y que ha significado tanto, ha sido una decisión muy difícil”, reconoce Ignacio Gastón, su CEO, en una entrevista a MERCA2. Y añade: “El cambio se ha producido en el momento más adecuado, buscando una mejor penetración en los mercados anglosajones, al tiempo que un mayor alineamiento con la marca de Ferrovial.

Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad de Cantabria, y MBA por la London Business School, son ya cinco lustros los que Ignacio Gastón lleva en Ferrovial. En noviembre de 2018 fue elegido consejero delegado del hoy Ferrovial Construcción. “El nuevo nombre coincide con un momento de transformación de la compañía, el proyecto Abacus, que se verá impulsado por un nuevo plan estratégico y un modo operativo renovado más apoyado en nuevas tecnologías. Eso nos permitirá trabajar mejor como equipo”, indica.

En esa apuesta por los mercados exteriores, dos son los países clave para Ferrovial Construcción. “El foco sigue centrado en Estados Unidos, en especial en determinados estados, y Polonia. Representan el 64% del total de las ventas”, matiza. Su presencia también es estable en Reino Unido, Canadá, Chile o Australia. Sin olvidar al país de la piel de toro. “Estamos deseosos de invertir y ampliar nuestra actividad en España”.

“El pipeline a corto y medio plazo es muy interesante”, remarca Ignacio Gastón

Por eso, y de cara al futuro, a la Comisión que está preparando el Plan de Reconstrucción le hace la siguiente consideración: “Que tenga en cuenta la inversión en infraestructuras. No creo que sea posible reactivar la economía sin hacerlo. Me parece importante que oigan la voz del sector y que tengan en cuenta la colaboración público-privada”. En este sentido, es crucial que España presente una buena batería de proyectos a los planes de financiación de la Unión Europea ya que “registramos déficits y necesidades en muchos ámbitos”.

CRECIMIENTO EN FERROVIAL CONSTRUCCIÓN

Ferrovial Construcción ha cerrado el primer semestre con un crecimiento en las ventas del 15,2% en términos comparables. Ha alcanzado los 2.700 millones de euros gracias al avance en algunos proyectos en Estados Unidos y en Polonia. “Un crecimiento de las ventas, siempre que vaya acompañado de una rentabilidad en los márgenes, es un buen indicador”, resalta Ignacio Gastón.

Sus filiales Webber (cuyas ventas se incrementaron un 35,8%) y Budimex (con una subida del 7,5%) dieron buenos números. La cartera de proyectos en Construcción es de 11.400 millones de euros. “Estamos trabajando para alcanzar un margen de Ebit del 3,5% en 2024”, acota el consejero delegado de Ferrovial Construcción.

FCC Nudo Norte Dragados Vías

FCC gana la remodelación del Nudo Norte tras las bajas temerarias de Dragados y Vías (ACS)

El pasado viernes 24 de julio, a las 10 horas, tuvo lugar la apertura de los sobres relativos a la licitación del contrato de...

El 88% de la facturación del negocio corresponde a la actividad internacional. En mayo, por ejemplo, Ferrovial Construcción se sumó a un consorcio para la construcción de un tramo de la Alta Velocidad Británica. En junio, obtuvo su primer contrato en Perú (la torre de control del aeropuerto de Lima). Y, en julio, ha firmado el contrato de modernización de la estación de Varsovia Oeste. “El pipeline a corto y medio plazo es muy interesante”, remarca Ignacio Gastón.

El escenario marcado por el covid-19 marcará la agenda futura. “Tanto el funcionamiento operativo como la productividad están siendo más que aceptables. La actitud de nuestros profesionales está siendo ejemplar en todo momento. Y la caja está respondiendo y estamos consiguiendo adjudicaciones en el conjunto de las geografías”, manifiesta Ignacio Gastón. El CEO de Ferrovial Construcción concluye con el siguiente deseo: “Confiamos en que, pese a las indudables dificultades de la situación, el comportamiento de la división en el resto del año siga bajo los mismos parámetros”.