endesa

La compañía global de aplicaciones empresariales IFS ha registrado unos ingresos netos de 5.111 millones de coronas suecas (495 millones de euros) en los nueve primeros meses de 2020, lo que supone un 12% más en comparación con el mismo periodo de 2019, mientras que los ingresos recurrentes se incrementaron un 41%.

En un comunicado, la compañía detalla que estos resultados revelan “una línea de negocio sólida” marcada por una “trayectoria de hipercrecimiento” en áreas como la nube y el software de gestión de servicios, que han registrado incrementos de los ingresos del 59% y el 86%, respectivamente, en los nueve primeros meses del año.

IFS apunta que su “buena marcha” le permite adelantar un crecimiento anual de más del 100% en los ingresos por licencias de software de servicios para 2020, impulsados sobre todo por el éxito de su tecnología de gestión de servicios, “que lo sitúan entre los principales proveedores globales de este tipo de soluciones, posición que también ha consolidado con el lanzamiento reciente de nuevas capacidades y proyectos de éxito con clientes”.

“Independientemente de si una compañía fabrica equipos médicos, opera con recursos de energía y ‘utilities’ o gestiona infraestructuras complejas, el éxito o fracaso a ojos del cliente se manifiesta en el momento de ofrecer el servicio. Es cuando todo se unifica”, ha señalado el consejero delegado de IFS, Darren Roos.

En este contexto, ha subrayado que, cada vez más, las organizaciones están poniendo el foco en el valor del servicio, “lo que brinda una oportunidad única a IFS”, ya que es el “único proveedor que puede proporcionar un conjunto de soluciones integradas, en toda la operación del cliente, ayudando a las empresas a crecer, crear valor y mejorar la calidad de sus entregas”.

Por su parte, la directora financiera de IFS, Constance Minc, ha subrayado que se está viendo un “tremendo progreso” en la evolución hacia fuentes de ingreso más predecibles y sostenibles, incluso, a pesar del contexto económico tan volátil como el actual. “Una idea que se refuerza con el crecimiento del 23% a nivel global en los ingresos de software, así como un notable crecimiento en la gestión de servicios y el despliegue por América”, ha detallado.