Ifema
Fachada de la Feria de Madrid, Ifema.

Ifema ha presentado la ampliación de las instalaciones de la Feria de Madrid hacía Valdebebas. Un acto que llega un año tarde, según han reconocido en el propio acto. Problemas con la licencia de obra, con los vecinos de la zona y con algunas empresas como el Mad Cool, que se encarga de organizar su festival en unos terrenos donde ahora comenzarán a levantarse nuevos pabellones. Los políticos y la Junta Directiva de Ifema se han hecho la foto, pero detrás del retrato todavía hay mucho que solucionar.

El acto de presentación de este nuevo proyecto ha coincidido con el comienzo de la celebración del 40 Aniversario de Ifema. La ampliación tendrá una inversión de 180 millones de euros, hasta el año 2023. Este desembolso se afrontará con recursos propios generados por la propia actividad de Ifema . Para este anuncio se ha utilizado como soporte la gran pantalla digital que Ifema ha incorporado a su Puerta Sur. Pantalla que ha fallado durante todas las proyecciones que han emitido en la mañana de este lunes. Los problemas nunca vienen solos.

Porque la realidad de esta ampliación es que viene envuelta de polémica, polémica y retrasos. Demoras que reconocen desde la propia administración local y que ha conseguido desbloquear el área de desarrollo y urbanismo encabezada por Mariano Fuentes (Ciudadanos) en un tiempo récord, según reconoce el propio alcalde de la capital. Solventados (o al menos eso parece) los escollos con la licencia de obra, a Ifema todavía le resta otros muchos que lidiar.

En este horizonte aparece la incompatibilidad de este nuevo desarrollo con eventos con el Mad Cool, que ya ha anunciado que el próximo año celebrará su cuarta edición en esta extensión de Valdebebas. De hecho, no es el único concierto al aíre libre que se tiene presencia en la zona. Este octubre, entre los días 12 y 13, tendrá lugar el Coca Music Experience.

Por su parte Ifema ya ha anunciado que será este octubre cuando comiencen las obras de ampliación, aunque no ha especificado el día, porque es consciente que este festival, patrocinado por la marca de refresco más importante del mundo, ya está firmado. Lo que no ha aclarado la administración local es qué sucederá con el siempre controvertido Mad Cool. Aunque la compañía que lo organiza ya ha dejado claro que el año que viene contará con la misma ubicación.

Mad Cool

La Fiscalía General del Estado abre un expediente al Mad Cool

La última edición del festival ha vuelto a levantar malestar entre los vecinos del barrio de Valdebebas. Una incomodidad que se ha...

Pero la empresa no es el único problema con el que tendrá que lidiar Ifema. Porque en esta guerra hay un tercero invitado: los vecinos de Valdebebas. Desde que el festival se celebra en este barrio del Norte de Madrid son muchas las quejas por los problemas de aparcamiento, la suciedad y el ruido generado por los conciertos. De hecho, la Fiscalía del Estado ya ha abierto un expediente para averiguar si existen estos excesos acústicos.

Ifema invertirá 180 millones de euros con un año de retraso y con problemas empresariales y vecinales sin resolver

En este sentido, los vecinos no saben a quién creer: a Mad Cool, al antiguo gobierno de Carmena o al nuevo equipo de Martínez-Almeida. La empresa afirma que vuelve a Valdebebas, Ahora Madrid dejó cerrado un nuevo acuerdo con esta compañía (o al menos eso sospechan los vecinos) y el Partido Popular ni afirma ni desmiente la creación de un espacio al aíre libre dentro de esta ampliación de Ifema para la celebración de conciertos o similares.

Terreno donde se proyecta la ampliación de Ifema.

De momento, lo único que ha aclarado Ifema y el consistorio es que van a acometer una serie de obras sobre una parcela que cuenta con una superficie total de 500.662 m2 y  una edificabilidad máxima de 250.000 metros cuadrados, que ya se encuentra unida a los actuales recintos con un gran túnel de conexión bajo la M 11 que está completamente terminado. Túnel, por otra parte, muy criticado por el colapso de gente que ha sufrido durante la celebración de ediciones pasadas del Mad Cool.

OCTUBRE, MES CLAVE PARA IFEMA

La primera fase de la reforma dará inicio en octubre de este año (sin especificar fecha concreta), y debe concluir en junio de 2021. En su conjunto sumarán 50.000 metros cuadrados de exposición, reuniones y servicios, gracias a la construcción de dos nuevos pabellones (que denominamos 21 y 22) de 10.800 metros cuadrados cada uno;  dos núcleos de conexión entre ambos que suman 4.846 metros cuadrados; el Edificio Avenida, área polivalente para registro, servicios y salas, que ocupará 9.425 metros cuadrados, y un Centro de Convenciones de 13.281 metros cuadrados, en planta baja y sótano.Singularmente, uno de estos nuevos pabellones podrá ser compartimentado con tabiques móviles de modo que pueda acoger hasta 4 eventos distintos simultáneamente. Además, se dotará al recinto de tres aparcamientos que sumarán una capacidad de 2.241 coches y 500 vehículos industriales y comerciales. El presupuesto de inversiónpara esta fase se sitúa en 125 millones de euros.

Por lo que corresponde a la fase dos de Ifema Valdebebas, cuya finalización está fijada en septiembre de 2023, con un presupuesto de 55 millones de euros, la actuación más singular será la construcción del llamado pabellón 23,  dotado de una gran dimensión de 21.735 metros cuadrados, así como la ampliación en 4.050 metros cuadrados del Edificio Avenida, y un área de aparcamiento para usos logísticos con capacidad para 400 vehículos.

IFEMA PROYECTA LA POSIBILIDAD DE CONSTRUIR UN HOTEL

El Edificio Avenida y el Centro de Convenciones contarán con una superficie de 2.370 metros cuadrados para reuniones, pudiendo configurarse en distintos formatos con un mínimo de 11 y un máximo de 19 salas. Por su parte, habrá 2.440 metros cuadrados de zonas de restauración, incluido un restaurante singular de 1.000 metros cuadrados con vistas al Pabellón 23. Otros servicios relevantes por sus dimensiones serán, por ejemplo, la creación de un gran guardarropa, con capacidad para más de 40.000 perchas y 6.000 maletas. Además, Ifema no descarta construir en un futuro un hotel o un centro comercial en los terrenos restantes.