Operación Calderón
Imagen aérea del estadio Vicente Calderón.

La gestora de cooperativas se retira de la puja por la última parcela que todavía queda libre en los terrenos del Estadio Vicente Calderón y por la que el club pretende ingresar 80 millones de euros -es la más grande de las tres-. Ibosa prefiere centrarse en la comercialización del terreno que se encuentra en la parcela de Mahou. ¿El proyecto? Residencial Zarauk. Todavía no son propietarios del solar, pero Juan José Perucho, director general del grupo Ibosa, es muy optimista: “Lo tenemos todo preparado para comprar en cuanto salga a la venta”.

La Operación Calderón toca su fin. El Atlético de Madrid ya ha vendido dos parcelas y sólo le falta una por transaccionar. Para esta última, existe una lucha feroz entre Concovi -que hace algunos meses creía tener cerrado el acuerdo con la entidad colchonera-, Vivenio, Ibosa y una alianza entre Stoneweg y Hines. Aunque de la batalla hay un contendiente que ya se ha caído.

En este sentido, Perucho ha confirmado a MERCA2 que el grupo ha decidido retirarse y centrarse en la parcela RC-1, que está en los terrenos propiedad de Mahou. “Tardamos en comercializar y preferimos volcar todos los esfuerzos en Zarauk Residencial”, afirma el director general de Ibosa. El gestor de cooperativas está ahora en la fase de comercialización y se muestra muy contento por la acogida del proyecto. De hecho, se muestran seguros de tener el mejor de los planes para esta parcela.

Calderón

Las grandes promotoras huyen de la Operación Calderón

Neinor, Aedas, Metrovacesa o Vía Célere no han entrado en la puja por unos terrenos que despiertan demasiada incertidumbre. Las cuatro grandes...

Por su parte, Mahou todavía no ha decidido sacar a la venta este solar. Aunque en principio, la cervecera tiene pensado hacerlo en el último trimestre de este 2019, según confirman a MERCA2 fuentes cercanas a la operación. Un tiempo que otorga más margen a las cooperativas -las grandes promotoras se han retirado de la puja- de comercializar un 80% de las viviendas para otorgar una viabilidad al proyecto.

La promoción diseñada por Ibosa se encuentra a sólo 10 minutos del Madrid de los Austrias y 4 de la nueva prolongación del Madrid Río. El proyecto está compuesto por viviendas que están ideadas para adaptarse a cada uno de los socios formadas que disponen de 1 a 4 dormitorios y poseen amplias estancias y cuidadas distribuciones, según anuncia la propia gestora de cooperativas. El grupo ya tiene comercializadas 90 viviendas, o lo que es lo mismo, el 50% del total de la promoción. Tienen todo listo y preparado para hacerse con el solar a finales del 2019. Además, el no entrar en la parcela RC-5 -propiedad del Atlético de Madrid- le permite no diversificar esfuerzos. Aunque Ibosa reconocer que si llegó a estar interesado en este terreno.

En paralelo a la huida de los de Perucho de los dominios colchoneros, el club ha anunciado de manera oficial un acuerdo por la venta de las otras dos parcelas que tiene en propiedad. En este caso, Azora y CBRE Gip han creado una alianza para adquirir estos dos solares que existen dentro del Pasillo Verde de Madrid Río, propiedad del Atlético de Madrid y ubicadas en los terrenos del Vicente Calderón, para promover un proyecto de viviendas de alto standing con magníficas zonas comunes. Ninguno de los agentes implicados han confirmado el precio de la venta, pero fuentes de la operación consultadas por MERCA2 la cifran en cerca de 100 millones de euros.

Las parcelas forman parte del proyecto conocido como Nuevo Mahou-Calderón que engloba el proyecto urbanístico más importante que existe actualmente dentro de la M-30, abarcando más de 132.000 metros cuadrados de superficie residencial, amplitud de zonas verdes, así como diferentes equipamientos y zonas dotacionales para cubrir necesidades de los vecinos.

Azora y CBRE Gip han adquirido las dos parcelas más cercanas al Río Manzanares, donde construirán dos urbanizaciones residenciales con un total de 340 viviendas, principalmente de 1, 2 y 3 dormitorios, integradas dentro de Madrid Río y con excelentes vistas hacia el Palacio Real.

El proyecto, que cuenta con un total de 35.000 metros cuadrados, será construido con las más altas calidades de forma energéticamente responsable y sostenible y contará con zonas ajardinadas, terrazas, piscina exterior, pádel, gimnasio, plazas de garaje, trasteros y otros servicios adicionales como salón social, áreas de co-working, servicio de conserjería y mensajería, entre otros.

Está previsto que la construcción del proyecto se inicie en el cuarto trimestre de 2020 y espera completarse a finales del año 2022. El proyecto cuenta con la colaboración de Gestilar, promotor de probada experiencia en producto de alto standing, que actuará como project manager y comercializador.

CBRE Y AZORA CELEBRAN LA OPERACIÓN

“Con esta operación mostramos la capacidad de Azora de encontrar oportunidades únicas de inversión a través de las cuales generar valor añadido para nuestros accionistas. En este caso, con un desarrollo exclusivo e incomparable”, afirma Javier Rodríguez-Heredia, socio de Azora y responsable del segmento residencial.

Por su parte, Alexander Van Riel, Head of Europa Continental en CBRE Gip, ha explicado que “esta inversión está en línea con nuestra estrategia de inversión de incrementar nuestra exposición al segmento residencial en España”.