Repsol
Antonio Brufau, presidente de Repsol

El virus no distingue entre clases sociales. Otra cosa es el plano económico. Ahí están los datos del paro o el número de expedientes de regulación temporal de empleo. Entre las empresas del Ibex 35 hubo quien planteó recortes en sus plantillas. Es el caso de Indra, que finalmente acabó retirando el ERTE y la reducción salarial a los empleados. Por el contrario, la multinacional acabará aplicando una rebaja salarial de hasta el 25% para el consejo de administración, el presidente, los consejeros y la alta dirección.

“Esto último es lo correcto teniendo en cuenta su mayor exposición por cotización y su mayor sensibilidad a lo que tiene que ver con responsabilidad social y con su imagen”, señala José Ignacio Jiménez, socio de Talengo.

El daño reputacional que podría tener no acometer esta medida está sobre la mesa

Pero, si revisamos los números, no son muchas las empresas del Ibex 35 que han optado porque sus jefes acaben recortando sus emolumentos. Más bien, son minoría. “Doce compañías han acordado en sus Juntas o comunicado que van a aplicar modificaciones en las remuneraciones de los consejeros y directivos”, apuntan en KPMG. Su informe ‘El impacto del covid-19 en las remuneraciones de consejeros y directivos’ matiza que, de esa docena, nueve son del Ibex 35, y tres del mercado continuo. Dicho de otra forma, sólo una de cada cuatro compañías del selectivo español ha visto cómo sus jefes recortaban sus sueldos.

Las firmas que han optado por acometer esta vía son Santander, CaixaBank, Inditex, IAG, Meliá, Sabadell, Ferrovial, BBVA y Merlin. Según recoge el informe de KPMG, y si se han suspendido dividendos, “esto debería reflejarse de alguna manera en las remuneraciones. Se espera que la remuneración de los ejecutivos este alineada con la situación de la compañía, de los empleados y del resto de accionistas”.

SANTANDER FUE EL PRIMERO DEL IBEX

MasMovil, Repsol, Iberdrola, ACS, Ence, Grifols, Mediaset, o Siemens Gamesa son algunas de las empresas del Ibex que, de momento, no han dado ningún paso al respecto. “La remuneración de los ejecutivos debería continuar la senda que hayan seguido las remuneraciones de los demás empleados de la compañía”, apuntan en el informe de KPMG. Y matizan que hay que evitar tratar de manera diferenciada a los ejecutivos del resto de los empleados: “La falta de consistencia podría tener consecuencias de carácter reputacional”.

Según José Ignacio Jiménez, “empresas con esta importancia en la economía son las primeras que tienen que dar ejemplo”. Pero, de momento, tres cuartas partes no han dado el paso. “Todas van a acabar haciéndolo. La excepción será la que no haga la corrección. No les queda otra. Y, quien no lo haga, se estará equivocando”, añade.

Fue Santander quien dio el pistoletazo de salida a esta particular carrera en la que, de momento, no participan todas las empresas del Ibex. Tanto su presidenta, Ana Botín, como su consejero delegado, José Antonio Álvarez, acordaron meter la tijera a sus sueldos en un 50%. Un porcentaje inferior, concretamente un 20%, fue la rebaja establecida en los salarios de los consejeros no ejecutivos.

Por lo que respecta a Caixabank, el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, renunció a la parte variable de su sueldo. Otros 90 directivos seguirán el mismo camino. Mientras que los 2.000 ejecutivos de la entidad, y los miembros del consejo de administración, verán congelados el salario y los bonus. En el caso de Inditex, tanto su presidente, Pablo Isla, como su consejero delegado, Carlos Crespo, renunciaron al 50% de su salario variable. Ismael Clemente, CEO de Merlin Properties, renunció a la remuneración variable. La socimi también redujo un 25% la retribución de sus consejeros.

HOTELES Y BANCOS

En el plano hotelero, uno de los sectores más castigados por el coronavirus, el vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, se recortó el salario un 50%. La enseña del Ibex presentó un ERTE para sus más de 8.000 empleados. IAG, también de las más afectadas, anunció una baja del salario del 50% de Luis Gallego. El consejero delegado de British Airways, Alex Cruz, renunció a dos meses de su sueldo. Iberia también presentó un ERTE para el 80% de la plantilla.

Ferrovial, por su parte, aprobó una reducción del sueldo fijo de su cúpula directa en un 20%. La misma afectará a la remuneración fija del presidente, Rafael del Pino; a la del consejero delegado, Ignacio Madridejos; y a la remuneración fija y complementaria de los consejeros del grupo mientras dure la pandemia. Asimismo, la constructora ha dejado en suspenso, hasta julio, el plan de bonus en acciones Perfomance Shares. Los beneficiarios de los mismos son los directivos y otros profesionales de la firma.

DIA pánico proveedores

DIA causa el pánico entre los proveedores: DuCharme siembra desconfianza

Vuelven las sombras del pasado a DIA. Stephan DuCharme, el hombre fuerte de Letterone y, por tanto, de Mikhail Fridman, ya ha tomado el...

En la banca del Ibex, tanto Josep Oliu, presidente del Sabadell, como su CEO, Jaume Guardiola, así como la alta dirección del banco, han renunciado al cobro de la retribución variable de 2020. José Ignacio Goirigolzarri como José Sevilla, han renunciado al bonus en Bankia. Mientras que la dirección de BBVA, con su presidente Carlos Torres a la cabeza, ha renunciado al variable de ese año. María Dolores Dancausa, en Bankinter, fue más pragmática. En la presentación de resultados dijo que no iban a decir que renunciaban a la parte variable del salario. La razón era que, como dependía del cumplimiento de unos objetivos, que evidentemente no se iban a cumplir, para qué decirlo.