Ibex

El Ibex 35 es el índice más rezagado del Viejo Continente, pero ninguno sube en el conjunto del año. El principal indicador de la Bolsa española se deja un 27%, y es junto a la Bolsa de Londres (-22%) la que más pierde. Pero también París cae un 17% y Milán un 16%. Lejos de estas cifras está Fráncfort, que cede un 2%.

Entre las 35 empresas del selectivo español hay seis bancos, y ninguno de ellos consigue subir este 2020. La peor parte se la lleva el Banco Sabadell que acumula un descenso del 67% y cotiza a 0,30 euros. Pero también, Santander y BBVA pierden casi un 50%. Le sigue Bankia (-40%) junto a CaixaBank y Bankinter, que también recortan un 30% de su valor en Bolsa. La capitalización bursátil de los seis roza los 67.000 millones de euros, y esto es menos de lo que vale en Bolsa Inditex o Iberdrola.

Dado el poco peso que tienen algunos de ellos tras las fuertes caídas, (Sabadell, por debajo de los 2.000 millones y Bankia, en torno a los 3.000) ¿Cómo pueden los bancos tirar tanto a la baja del selectivo español? El problema no es bancario, tiene más que ver con que la Bolsa española es “muy pequeña” en comparación sus sus homólogas europeas y lo que hace un valor, puede afectar tanto o más que lo hagan seis, comenta Juan Abellán, director del máster en mercados financieros del IEB, en una entrevista con MERCA2.

“Los pesos pesados no terminan de arrancar”, añade. Telefónica saca el 5G pero no sube, Inditex “no se ha recuperado” aunque tiene mucho peso y las energéticas, como Iberdrola “se salvan” pero son insuficientes. Por ello, ahora más que nunca, se nota el efecto banca. 

EL PROBLEMA SON LOS TIPOS

Un informe de IG Markets, apunta a que el la crisis mundial por el coronavirus ha sido la gota que colma el vaso pero, pero lo que lleva lastrando la rentabilidad del sector desde 2016 son los tipos de interés, que se sitúan en el 0%.“En el año 2015 teníamos los tipos al 0,05% en Europa, mientras que el máximo de 2014 fue del 0,25%. Sin embargo, desde 2009 están en niveles realmente bajos y esto ha lastrado con claridad las rentabilidades de los bancos”, explica.

Esto no solo afecta a los seis del Ibex, también al resto de bancos europeos, que van a obtener este año un rendimiento sobre el capital tangible de tan solo el 2% y del 3-5% en 2021, tal y como apuntaba este martes el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos. Las cifras quedan muy lejos de más del 20% que tenían antes de la crisis financiera de 2008. 

El informe también alude a cómo afecta al sector bancario ser un sector cíclico. Su negocio depende de la buena evolución de la economía, a mayor actividad económica, mayores créditos tanto al consumo, como a empresas e hipotecas. Pero la pandemia del coronavirus ha dado lugar a una caída trimestral del 18,5% del PIB en España y aún estamos lejos de terminar, por lo tanto, seguirá perjudicando el negocio del sector bancario.

EL PAPEL DEL BCE

En este contexto, el BCE decidió prohibir a los bancos que repartieran dividendos. Además, la mayoría de ellos han hecho grandes provisiones ante la perspectiva de fuertes caídas de los ingresos y beneficios. Los seis del Ibex provisionaron más de 14.000 millones hasta junio y casi 6.000 millones son para digerir los efectos del covid-19, entre ellos la morosidad.

Esta prohibición muestra que hay “una gran incertidumbre” sobre las posibles deudas que pudieran convertirse en incobrables, algo que puede paralizar a los bancos para prestar dinero. Como no podía ser de otra manera, los inversores se hacen eco de esta situación y han estado saliendo del sector bancario español, apunta el informe. 

Sin embargo, los expertos consideran que la medida del BCE fue injusta, pues no todos los bancos se encuentran en la misma situación. La propia consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, explicó que su entidad se ajustará a la recomendación del supervisor. Pero cree que les deberían dejar retribuir a sus accionistas, porque hay mucha gente que invierte en banca “y este es su ahorro, su modo de vida. Y así, el sector bancario deja de ser atractivo para los inversores”.

“Esto ha afectado bastante” comenta Juan Abellán. “La decisión fue generalizada pero hay bancos en Europa que están muy mal, con ratios de eficiencia peores que los españoles, y no deberían tratarse a todos igual. Pues en España, muchas entidades si podrían pagar dividendo”. 

EL IBEX Y LA BANCA

En opinión de Abellán, la caída de algunos bancos como Sabadell o Bankia, que están en mínimos históricos. “es desproporcionada” y no deberían cotizar a esos precios, “porque el problema es sectorial”. 

Luego están los bancos de inversión o las gestoras, que no miran a medio y largo plazo. Más bien “todo lo contrario”, miran a corto plazo y deciden bajar la valoración o el precio objetivo en vistas de que en el tercer trimestre empiece a subir la morosidad, y llegue la caídas de empresas o retrasos de pagos. “El coronavirus es una crisis, aunque será corta va a afectar a aquellos bancos más expuestos a las pymes”, y aquí los domésticos como Sabadell, Bankia o Unicaja por consumo o hipotecas, son los más afectados.

En este contexto, el vicepresidente del BCE insiste en pedir a los bancos que se fusionen “de manera urgente y rápida” con el objetivo de ajustar costes. En caso contrario, podría forzar estas fusiones con los test de estrés. Y esto, mientras los bancos españoles siguen repitiendo que no es el momento.

SANTANDER ESTÁ FUERA

“Sabadell estará dentro” comenta Abellán. “Ha vendido negocios como el de gestoria o  depositaria, negocios colaterales que son rentables, pero dejan a punto de caramelo poder hacer una fusión”. Pero en su opinión, Bankia no sería su compañero pues tiene hasta diciembre de 2021 como fecha para llevar a cabo la privatización, aunque el Gobierno puede volver a extender el plazo.

Sin embargo, “siempre está la opción de diluir el peso de la acción sobre el banco, a través de la venta”. Lo que si descarta por completo es ver en el mapa de fusiones al Banco Santander. “No tiene sentido, es un banco que no gana dinero por los tipos de interés a cero y la expectativa es que continúe, pero dentro de Europa tiene los ROE más alto, y el mejor ratio de eficiencia”, insiste. Es el mejor posicionado para subir, aunque será a largo plazo.

Comentarios de Facebook