Iberia

Iberia, una más. La crisis sanitaria del coronavirus se empieza cada vez a hacer más notable, también, en el plano económico. Entre los sectores más castogados se encuentra el turismo y, en concreto, las aerolíneas. Prácticamente no hay ninguna compañía que no haya tenido que llevar a cabo algún plan de bajas para capear la situación.

La última en tomar medidas ha sido Iberia. La aerolínea, que pertenece al holding de IAG, ha presentado este jueves un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), inicialmente para tres meses, que afectará a un máximo del 90% de los trabajadores de las áereas de vuelo, handling, mantenimiento en línea y carga, ante la crisis del coronavirus.

Como no podía ser de otra manera ante la recomendación de no viajar, “todas las áreas de negocio relacionadas directamente con la operación se verán afectadas por el ERTE en la misma proporción que la reducción de capacidad”, han confirmado desde la compañía. Así, hasta un máximo de un 90% de las plantillas de las áreas operativas de vuelo, handling, mantenimiento en línea y carga estarán afectadas por el ERTE “de fuerza mayor” durante los tres meses.

No obstante, Iberia ha asegurado que seguirá la evolución de los acontecimientos “para dilucidar si fuese necesaria una ampliación posterior o una recuperación anticipada de la actividad”. En el caso de servicios centrales y oficinas, tanto corporativos como de mantenimiento y handling, se verán afectados en un máximo de un 70%.

El resto de actividades relativas a motores se verá afectado durante los tres meses en un máximo de un 60%, mientras que en mantenimiento mayor la afectación será de un máximo del 80% los dos primeros meses y de un máximo del 90% el tercero. El área de componentes se verá afectada a su vez en un máximo de un 70%.

IBERIA RESTRINGE VUELOS

La compañía va a adaptar el programa a una operación reducida, de acuerdo con las restricciones aprobadas por distintos países, incluido España. Los vuelos que está operando son para “garantizar una mínima conectividad de España”, en el corto, medio y largo radio, además de permitir que los españoles en el extranjero puedan retornar al país y que los extranjeros en España puedan volver a sus lugares de origen.

Además, la compañía ha tomado medidas de ahorro y contención de costes, como la congelación de todas las contrataciones externas y servicios de consultoría, la cancelación de gastos discrecionales, el aplazamiento de formación corporativa o la supresión de todos los gastos de marketing, entre otras.

Por otro lado, Iberia ha puesto en marcha políticas de flexibilización de los billetes y ha habilitado un formulario en la web para agilizar las peticiones. Así, cualquier persona con un billete para volar hasta el 30 de abril puede solicitar un bono por el importe de su billete, que podrá utiliza hasta el 31 de marzo de 2021, sin ninguna restricción de fechas y destinos. Asimismo puede cambiar su reserva sin ningún tipo de coste adicional.

Comentarios de Facebook