ppa-orange-iberdrola

Iberdrola incrementará su capacidad renovable en España. La compañía que preside Ignacio Sánchez Galán tiene previsto poner en marcha algo más de 1,8 GW de tecnología solar fotovoltaica en los próximos meses. En concreto, cerca de 0,4 GW ya están en construcción, mientras que el resto “se encuentran en la fase inicial de las obras”. Además, una parte de la financiación de los mismos procederá de fondos públicos aportados por el ICO y el Banco Europeo de Inversiones (BEI). Con ello, la eléctrica vasca espera dar un nuevo golpe sobre la mesa en el mercado renovable español.

Los proyectos se distribuyen a lo largo de la geografía española, aunque con mayor enfoque en la denominada meseta central. De hecho, su mayor parque, Núñez de Balboa (de 500 Mw), y único operativo hasta el momento, está situado en Badajoz. Asimismo, el segundo más importante, el de Ceclavín (de 328 MW), que ya está en construcción, también se sitúa en esa misma región. A su vez, el grueso de los 1,4 GW que Iberdrola tiene en fase de inicio se encuentran principalmente entre la misma Extremadura y las dos castillas. Por último, también tendrá presencia, más testimonial, en Teruel y en Huelva.   

Para la financiación de los proyectos renovables, tanto fotovoltaicos como eólicos, la eléctrica vasca contará con una ayuda de 800 millones, provenientes del ICO y del BEI. En concreto, Iberdrola firmó dos préstamos verdes, a principios de este mes de julio, por importe de 200 y 600 millones, respectivamente. Iberdrola no ha hecho públicos las exigencias de los mismos, tan solo que la fecha de vencimiento del primero será en julio de 2029. Además, también explica que la disposición del dinero podrá ser a lo largo de 2020 y 2021.  

IBERDROLA ESTANCADA EN CAPACIDAD RENOVABLE EN ESPAÑA

Pese al esfuerzo inversor de Iberdrola, su capacidad instalada renovable en España se ha mantenido estancada en el último lustro. De hecho, apenas ha construido 820 Mw entre el primer semestre de 2016 y el de 2020, lo que supone un liviano incremento del 5,2%. Un porcentaje muy pequeño si se compara con el resto de mercados de la compañía. Así, durante el mismo periodo ese incremento en el Reino Unido ha sido del 24,2%, del 30,6% en Estados Unidos y hasta del 282% en Brasil.

Por ello, los nuevos parques que se pondrán en funcionamiento próximamente, y que ya venían reflejado en el Plan Estratégico de Iberdrola, son un golpe sobre la mesa en España. Y, a su vez, una apuesta inequívoca por el crecimiento de esta tecnología. De hecho, los 1,8 GW previstos para su construcción en los próximos meses, son hasta un 900% más de los proyectados en eólica terrestre. Con ellos, la capacidad total de energía solar de Iberdrola se multiplicará por cuatro y se acercará ya al 40% de la eólica terrestre que ya tiene operativa, con 2,4 GW frente a 5,75 GW respectivamente.

La nueva capacidad renovable que ha ido adquiriendo en los últimos años la eléctrica es una de sus grandes bazas de cara al futuro. Así, la cifra de ventas se incrementó cerca de un 6% hasta superar los 2.030 millones de euros. Asimismo, la contribución al margen bruto del negocio renovable se incrementó un 4,8%, impulsado por los resultados en EEUU y Reino Unido. Ambos mercados, donde más ha crecido en el último año. En cuanto a España, el desempeño cayó con fuerza debido al “menor precio de venta al negocio de comercialización tras la caída del precio pool”, señala la compañía.

EL PRECIO DE VENTA MEDIO DE LA PRODUCCIÓN RENOVABLE CAYÓ UN 11,5%

Pese a la fuerte caída en España, la compañía constató que la tecnología renovable sigue consolidándose a medida que se hace más competitiva. Así, si ponemos el punto de partida en el primer semestre de 2016, exactamente hace cinco años, la facturación del área renovable se ha disparado un 57%, el margen bruto ha crecido un 53,6%, mientras que el Ebitda se ha incrementado en torno a un 46,5%. Aunque, todos esos incrementos han sido menos pronunciados en España, donde los ingresos apenas han mejorado un 28% frente al 126% de Reino Unido.

Uno de los elementos que está detrás de esa mejora continuada en las cifras, es la fuerte caída en el precio del pool renovable. Sin ir más lejos, Iberdrola señala en sus cuentas que el precio de venta medio de la producción renovable en todo el mundo cayó un 11,5% en el último año, hasta los 60,5 euros por MWh. Aun así, se espera que en los próximos años baje todavía más. Incluso, en el caso de España, esa caída debería empujar el precio medio del pool, la electricidad en general, por debajo de los valores registrados durante la última década.

Con todo ello, Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 1.845 millones de euros en el primer semestre del año, lo que representa un incremento del 12,2% con respecto al mismo periodo del ejercicio pasado. Las cifras le permiten a la compañía mantener sus estimaciones de ganancias de cara a final de año, gracias a que las plusvalías, de 485 millones, de su venta de su porcentaje del 8% en Siemens Gamesa ha solucionado el pequeño impacto provocado por el covid-19.

Comentarios de Facebook