Iberdrola se ha erigido en la primera ‘utility’ privada de la Unión Europea y la segunda del mundo por volumen de inversión en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), tras haber destinado 280 millones de euros a este área en 2019.

Según datos del informe ‘The 2020 Industrial R&D Investment Scoreboard’, elaborado por la Comisión Europea, el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán es líder en esta clasificación en Europa, mientras que en el resto del mundo tan solo se ve superado por la coreana Kepco como la energética privada por recursos dedicados a investigación y desarrollo.

La apuesta de Iberdrola en el ámbito del I+D+i es uno de los pilares para el grupo, que prevé invertir en este área 330 millones de euros 2022 y alcanzar los 400 millones de euros en 2025.

En este sentido, la energética maximiza el uso de la tecnología en ámbitos de negocio que aportan valor, bien mejorando los procesos y la productividad de sus activos o logrando más eficiencia en sus actividades.

2.000 MILLONES EN LA ÚLTIMA DÉCADA

En la última década, la compañía ha destinado 2.000 millones de euros a I+D+i, tras haber incrementado los recursos de esta área un 115% anualmente en los últimos diez años.

Asimismo, se sitúa a la cabeza del uso de tecnologías digitales y se prepara para afrontar una nueva era en la que las herramientas disruptivas serán clave en todos los negocios. Como ejemplo, la compañía ha anunciado este año el lanzamiento de su Global Smartgrid Innovation Hub, un centro que actuará como plataforma tractora de la innovación en el área de redes, combinando su capacidad tecnológica con la de proveedores, colaboradores y ‘startups’ de todo el mundo.

Además, Iberdrola completa la investigación y el desarrollo interno con una estrategia de innovación abierta, que le ha permitido identificar de forma temprana tendencias de futuro en el sector, así como acceder a tecnologías y modelos de negocio disruptivos.

En esta línea, a través de Perseo ha invertido 70 millones en ‘startups’ con soluciones sostenibles para el sector energético en la última década y mantiene un portfolio de nueve compañías, después de analizar 300 empresas cada año y haber creado un ecosistema de casi 3.000.

40 MILLONES PARA PROMOVER EMPRESAS INDUSTRIALES INNOVADORAS

Igualmente, Iberdrola ha decidido a finales de 2020 completar su apuesta con una inversión adicional de 40 millones para promover la aceleración de la industria innovadora y la cadena de valor que van a marcar el desarrollo energético y el empleo del futuro.

Con Perseo Venture Builder, Iberdrola invertirá en la creación desde cero de negocios de soporte a la electrificación -en principio se concentrará en áreas como el reciclaje de módulos, palas y baterías- y en sectores de difícil descarbonización, como es el caso de algunos procesos industriales, como la producción de calor industrial y el transporte pesado.

El objetivo de esta nueva unidad es el desarrollo de hasta siete líneas de acción en los próximos cinco años, con las que pretende dinamizar polos industriales con alto potencial de crecimiento e impulsar la revitalización económica y social.