Iberdrola

Las administraciones públicas han acelerado en su proceso de transición energética. Uno de los primeros objetivos ha sido lanzar múltiples concursos públicos para la gestión eléctrica de sus edificios. En el País Vasco, quedaba una de las guindas: el Ayuntamiento de Bilbao. En estos momentos Iberdrola es la mejor posicionada.

La compañía dirigida por Ignacio Sánchez Galán, que ya se ha alzado con diversos concursos públicos en tierras vascas, está a un paso de ser el gestor energético del consistorio bilbaíno para ofrecer suministro con garantía de origen 100% renovable al alumbrado público e instalaciones interiores.

El contrato con un presupuesto inicial de 11,3 millones de euros y un valor estimado de 26,9 M€, al que se debe sumar una posible prórroga de un ejercicio más eventuales modificaciones, está cada vez más cerca de Iberdrola.

En concreto, los tres finalistas al concurso eran Cox Energía, EDP e Iberdrola. Pero tras las primeras ‘aperturas de sobre’, Cox ha quedado excluida del concurso por no alcanzar ciertos umbrales exigidos en la puntuación. Y entre los dos candidatos que quedan, tras la presentación económica, la eléctrica de Sánchez Galán presenta una ventaja considerable.

Así pues, y teniendo en cuenta que ha tomado muy bien la medida a los contratos públicos con gestión ‘verde’, parece que Iberdrola será la encargada de poner luz al Ayuntamiento de Bilbao, una de las grandes corporaciones que faltaba por sacar a concurso su licitación. Algo que, ahora mismo, es la tónica habitual en los grandes ayuntamientos de España, donde las grandes energéticas luchan por estos contratos, debido a su buen rendimiento económico, y porque también supone un golpe de imagen interesante.

IBERDROLA SE MUEVE

Este contrato sería la guinda de un pastel que ya empezó bien a principios de año. Y es que Iberdrola se llevó el megacontrato del Gobierno vasco para proveer de electricidad verde (procedente al 100% de fuentes renovables) a la administración autonómica durante los dos próximos años, un suministro centralizado para todos los edificios y varias entidades del sector público.

Además, recientemente, la eléctrica vasca se ha hecho con la luz ‘verde’ de Álava, por 6,4 millones; y la de Bizkaia, por 41 millones en 2 años. En pasado abril, en pleno confinamiento, la Diputaciónde Gipuzkoa tuvo que levantar la suspensión de plazos administrativos fijada en el estado de alarma para cerrar la adjudicación a Iberdrola del suministro de luz ‘verde’ por 2 años, prorrogables otros 2, a un precio anual de 18,4 millones.