Iberdrola-EDP-Burgos

EDP Renováveis (EDPR) ya cuenta con los permisos para poner en marcha el parque eólico de Quintanilla II (Burgos), de 10 megavatios (MW) de potencia y que cuenta con los mayores aerogeneradores de España. En la misma provincia castellanoleonesa, Iberdrola ha comenzado hace unas semanas la instalación de los aerogeneradores terrestres más potentes y grandes de España, en el Complejo eólico Herrera de 63 MW de capacidad

En concreto, el parque de EDPR cuenta con unas turbinas ‘GE137’ de 3,33 MW de potencia con un diámetro de rotor de 137 metros y una altura total del aerogenerador hasta la punta de pala de 199,9 metros. Según indicó la división renovable del grupo luso, haciendo una comparación inmobiliaria, el aerogenerador será 44 metros más alto que la Torre Picasso, y se posicionará como la quinta edificación más alta de España, solo superadas por las cuatro torres de Chamartín en Madrid.

En el caso de Iberdrola, los aerogeneradores tienen una potencia unitaria de 4,5 MW, casi siete veces superior a la de los primeros aerogeneradores instalados en nuestro país hace más de dos décadas. El Complejo Herrera, de 63 MW de potencia instada, estará integrado por tres parques -La Huesa, Valdesantos y Orbaneja- y un total de 14 aerogeneradores SG 4.5-145, con palas de 70 metros de longitud y un diámetro de 145 m -tres veces mayor que el de los primeros aerogeneradores-, que hace que su altura total duplique a la de la Catedral de Burgos.

ENERGÍA EQUIVALENTE AL CONSUMO DE 10.000 HOGARES

Con sus cerca de 10 MW de capacidad, el parque Quintanilla II de EDPR tendrá la capacidad de suministrar la energía limpia equivalente al consumo de cerca de 10.000 hogares. Desde un punto de vista de ingeniería, el desarrollo de este parque supone un gran hito, no solo por el transporte de las mastodónticas estructuras, sino por los retos implícitos en un proyecto de estas características.

Así, solo para la construcción de la zapata de cada aerogenerador se requieren 54 toneladas de hierro y más de 50 camiones que vuelquen hormigón de forma ininterrumpida durante horas y en una transición entre descargas que no puede superar los 10 minutos.

La directora general de EDPR en España, Rocío Sicre, subrayó que el proyecto supone un gran hito no solo por lo llamativo de sus dimensiones, “sino por todos los avances y retos superados durante su desarrollo”.

“A través de este proyecto EDP Renovables se vuelve a posicionar como un referente en el marco del avance tecnológico en la industria de las energías renovables de nuestro país”, añadió al respecto.

La compañía de origen portugués ya ha protagonizado varios hitos en el desarrollo de parque eólicos terrestres y marinos, destacando por ejemplo, su participación como impulsor del primer parque eólico flotante de Europa continental – WindFloat Atlantic-, en el que también participa Repsol, que además cuenta con las turbinas eólicas más grandes del mundo en una superficie flotante; o el uso de helicópteros grúa por primera vez en España para la instalación y posteriormente repotenciación del parque eólico de Carondio en Asturias.

IBEDROLA DESTINARÁ 70 M€

Iberdrola destinará 70 millones de euros de inversión a la promoción del complejo eólico, que está contribuyendo ya a dinamizar el tejido industrial de la región. Su desarrollo permitirá la generación de empleo para cerca de 800 personas y la práctica totalidad de los trabajos en campo y obra civil son realizados por empresas locales, como la empresa burgalesa de construcción Copsa. Además, la mayoría de los componentes de estos aerogeneradores se fabrican en España: las multiplicadoras, en Burgos; las nacelles, en Soria, y los generadores, en Cantabria.

Con este proyecto, la compañía refuerza su apuesta por Castilla y León y su liderazgo en energías renovables en la región, donde opera ya más de 5.100 MW -de ellos, 1.500 MW son eólicos-, situándola como la comunidad autónoma con más megavatios ‘verdes’ instalados por la compañía.

Junto al Complejo Herrera, Iberdrola promueve también en Burgos el complejo eólico Buniel, en colaboración con Caja Rural de Soria, y el parque Valdemoro, con un total de 164 MW, que lo convierten en uno de los más grandes de Castilla y León. El pasado año puso en operación el complejo eólico BaCa (Ballestas y Casetona), de 69,3 MW, y avanza en la tramitación de sus primeros proyectos fotovoltaicos en la región, que suman más de 400 MW.