Iberdrola

Es hora de invertir. Iberdrola es consciente de la importancia del desarrollo renovable, y como uno de los grandes actores de Europa, quiere tener un papel principal. Así, esta semana se ha conocido su próximo despliegue: Grecia.

En concreto, la compañía dirigida por Ignacio Sánchez Galán ha acelerado su apuesta por las energías renovables en Grecia con el inicio de la construcción del parque eólico de Mikronoros, de 33,6 megavatios (MW) y situado en la provincia de Rodopi (Tracia), país en el que prevé alcanzar en 2022 una capacidad ‘verde’ instalada de 435 MW, informó la compañía.

En concreto, el parque estará integrado por ocho aerogeneradores ‘V150’ de 4,2 MW de potencia unitaria, con una altura de buje de 105 metros y un diámetro de rotor de 150 metros.

Precisamente este miércoles MERCA2 se hacía eco sobre el papel que debería jugar Iberdrola en algunos países de Europa, sobre todo del Este, pero también la región sudeste y centro. El caso heleno entraría dentro de esta zona geográfica donde todavía se puede desarrollar un importante volumen de energía renovable, sobre todo eólica, debido a la demogafía de la región. Aunque Grecia, en concreto, también es un país donde la solar puede tener una importante presencia.

IBERDROLA INVIERTE

Con su entrada en operación, a mediados de este año, la potencia renovable instalada de Iberdrola en Grecia y Chipre se situará en 335 MW.

En 2022, la energética presidida por Ignacio Sánchez Galán prevé la entrada en operación de otros tres proyectos eólicos, que sumarán una potencia adicional conjunta de 100,4 MW y elevarán la capacidad operativa de la compañía en la región a 435,4 MW.

A este objetivo contribuirán los parques eólicos de Askio II (33,6 MW), Askio III (50 MW) y Rokani (16,8 MW) que Iberdrola se adjudicó en la subasta de capacidad celebrada a mediados del pasado año en este mercado. A junio de 2020, Grecia contaba con 7.237 MW de capacidad renovable instalada, de los que 3.832 MW son energía eólica y 2.841 MW fotovoltaica.

Iberdrola lanzó el pasado mes de noviembre un nuevo plan estratégico que prevé unas inversiones de 75.000 millones de euros para el período 2020-2025, con el objetivo de duplicar su capacidad renovable y aprovechar las oportunidades de la revolución energética que afrontan las principales economías del mundo.

El grupo cuenta una capacidad instalada de más de más de 33 gigavatios (GW) renovables, que convierten su parque de generación en uno de los más limpios del sector energético.