Iberdrola

Iberdrola ha iniciado la construcción de la planta híbrida eólica-solar de Port Augusta, el primer proyecto de esta tecnología del grupo en el mundo y el primero en renovables que lanza en Australia tras la adquisición de Infigen Energy, una de los principales promotores locales de energías verdes.

De esta manera, la energética impulsa su presencia en Australia, uno de los mercados recientes para el grupo en su estrategia de diversificación y de posicionarse en países con gran potencial renovable. En concreto, el proyecto Port Augusta, situado en el estado de Australia Meridional, es hasta el momento la primera planta híbrida eólica solar en el mundo del grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán y representa una inversión de 500 millones de dólares australianos (unos 304,6 millones de euros), informó la energética.

La instalación renovable combinará 210 megavatios (MW) eólicos con 107 MW fotovoltaicos y generará, una vez en operación, energía limpia suficiente para abastecer la demanda anual de 180.000 hogares australianos.

La construcción de Port Augusta generará 200 puestos de trabajo hasta su puesta en marcha, prevista en 2021. De este modo, la empresa impulsa también en Australia una economía ‘verde’ que promueva la reactivación económica y el empleo en el mundo post-Covid. El proyecto contará con la participación de proveedores globales, locales y españoles y ya está contribuyendo a la dinamización del tejido industrial.

IBERDROLA Y SUS SOCIOS

En concreto, la española Elecnor será la firma encargada de construir la subestación de la planta y la línea de transmisión, así como las zonas de almacenamiento y las vías de acceso. Vestas, por su parte, fabricará e instalará los 50 aerogeneradores de 4,2 MW de capacidad unitaria en el parque eólico; Longi suministrará los cerca de 250.000 paneles solares de la planta fotovoltaica y Sterling & Wilson se encargará de su construcción.

Al acto de colocación de la primera piedra de Port Augusta, celebrada este viernes, han asistido el director de Iberdrola en Australia, Fernando Santamaría, el gobernador de Australia Meridional, Steven Marshall, y el ministro de Energía y Minas del estado, Dan van Holst Pellekaan.

Durante su intervención, Santamaría ha subrayado “el compromiso de Iberdrola con el mercado australiano, que continúa apostando por las energías limpias como salida a la actual crisis provocada por la pandemia”.

MERCADO CLAVE TRAS LA ADQUISICIÓN DE INFIGEN ENERGY

Con la incorporación de Infigen Energy, Australia se ha convertido en una de las grandes plataformas de crecimiento para Iberdrola. El grupo ha pasado a convertirse en uno de los líderes del mercado australiano, con la operación en el país más de 800 MW de energía solar, eólica y baterías de almacenamiento, incluyendo capacidad propia y contratada, y una importante cartera de proyectos: 453 MW en construcción (incluido Port Augusta) y más de 1.000 MW en distintas fases de desarrollo.

La energía renovable en Australia sigue aumentando su cuota de mercado y está previsto que acelere su crecimiento en los próximos diez años. Según el Informe de Energía de Australia 2019, el 21% de la producción de electricidad provino de fuentes renovables, registrándose un crecimiento del 46% en la producción solar y un 19% en la eólica.