Ibercaja
Foto: Bloomberg.

Ibercaja ha anunciado que mantiene su previsión de salir a Bolsa antes de que termine 2020. Mientras, el beneficio del banco ha caído un 10,1% en los primeros nueve meses del año con respecto al mismo periodo de 2017.

La entidad maña ha contratado los servicios de Rothschild & Co como asesor financiero independiente para completar la preparación de su salto al parqué. Según ha comunicado el banco, por su “relevante y exitosa experiencia en la ejecución de este tipo de proyectos en el mercado de capitales español e internacional”. El plazo marcado por la normativa vigente coloca su toque de campana en los próximos dos años.

El anuncio llega en un momento bursátil delicado para los bancos españoles. Si bien el año no empezó bien para las entidades en el parqué debido a la política monetaria de la Unión Europea, la cotización sufrió aún más con la sentencia del Tribunal Supremo sobre el pago del impuesto de actos jurídicos documentados (AJD). Todos sin excepción acumulan signo negativo en 2018.

Bajo las luces de su salida a Bolsa, Ibercaja ha presentado unos resultados del tercer trimestre que muestran un beneficio inferior al de 2017. El banco ha ganado 72,5 millones de euros a cierre de septiembre, un retroceso de doble dígito comparado con 2017, “en un contexto de tipos de interés que persisten en mínimos históricos, fuerte competencia en el mercado bancario minorista y transformación del modelo de negocio del sector”. Además, el margen de intereses tan solo ha crecido un 0,2% (419,2 millones de euros).

Cepsa

Cepsa pospone su salida a Bolsa por la “gran incertidumbre” de los mercados

Cepsa ha decidido posponer su salida a Bolsa prevista para el cuarto trimestre del año “en atención al estado actual de los mercados de...

Los saneamientos han marcado las cuentas de Ibercaja. El beneficio antes de ellos mostraba un crecimiento de 233,2 millones de euros, un 10,7% interanual, gracias al progreso de los ingresos recurrentes (+1,8% interanual) y la disminución de los gastos recurrentes (-4,4% interanual).

Los recursos de clientes totales administrados por Ibercaja han alcanzado los 56.687 millones de euros al cierre de septiembre de 2018, un crecimiento interanual del 2,4%. La entidad ha destacado la gestión de activos y los seguros de ahorro como el motor principal de esta evolución.

En cuanto a la solvencia, el banco ha cerrado septiembre con un coeficiente de solvencia CET 1 (Phase In) situado en el 11,7% y la ratio de capital total (fully loaded) en el 14,5%. Por su parte, la tasa de mora ha descendido hasta el 7,3% aunque se mantiene por encima del sector.

IBERCAJA, MÁS CRÉDITO PERO MENOS TRABAJADORES

La entidad presidida por José Luis Aguirre ha formalizado 4.181 millones de euros en nuevo crédito durante los nueve primeros meses de 2018, un 4,2% más que entre enero y septiembre de 2017. El 69% del importe total (2.900 millones de euros) se ha destinado a la financiación de empresas, segmento prioritario para el banco. Las hipotecas y los créditos al consumo han quedado en un segundo plano con 962 millones (+11,7%) y 217 millones de euros (-3,5%), respectivamente.

En junio concluyó el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), iniciado en mayo de 2017, gracias al cual la entidad maña ha reducido su plantilla un 10% (alrededor de 500 empleados) y cerrado 140 oficinas de todo el territorio español (sobre todo en Extremadura). Este proceso ha permitido a la entidad reducir los costes de explotación un 6,8% interanual.

Comentarios