Ibercaja

El pasado 26 de junio, el Grupo Helvetia completaba la adquisición del 70% del Grupo Caser. Una operación que arrancó el 24 de enero y que ha beneficiado de lleno a Liberbank, Ibercaja y Unicaja, con los que Caser mantenía acuerdos de distribución.

A diferencia de Bankia, por ejemplo, que optó por vender el 15% que tenía de Caser, CaixaBank que se deshizo del 11,51% de acciones y Abanca de su 9,9% del capital, las antiguas cajas decidieron desprenderse de una parte de sus acciones, pero no la venta total.

El beneficio se ha visto reflejado en las cuentas semestrales de estas tres entidades de una u otra forma, lo que ha ayudado a capear la crisis y afrontar las millonarias provisiones por el covid-19. En este sentido, Ibercaja ha sido el gran beneficiado pues ya ha ingresado más de 100 millones de euros y esto es más de lo que ganó en todo 2019.

IBERCAJA

Ibercaja vendió el 4,45% del capital por 51 millones y decidió mantener un 9,5%, renovar el contrato de distribución de seguros no vida y cobrar una comisión fija de 70 millones de euros. Además de comisiones variables en función del cumplimiento de objetivos por hasta 50 millones de euros en los próximos diez años.

En este primer semestre de 2020, el banco con sede en Zaragoza se ha anotado una contribución positiva de 53 millones de euros derivada de la novación del acuerdo para la distribución de seguros de Caser. El resto de la cuantía de la comisión fija inicial (17 millones) se devengará a lo largo de diez años.

En total, (51+53) 104 millones que le han dado alas para poder provisionar 70,1 millones de euros como anticipo a los posibles efectos económicos de la actual crisis. Pues, según explican en sus cuentas, la contabilización en el semestre de 53 de los 70 millones de euros correspondientes a la comisión por los seguros de no vida con Caser, “ha compensado, en parte, el impacto de estas provisiones extraordinarias”.

A su vez, la transacción de Caser ha generado un impacto bruto en capital de 40 puntos básicos en el semestre, hasta un ratio CET1 Fully Loaded del 12,3% a cierre de junio, del que la venta de la participación ha supuesto 21 pb de CET1 por reducción de APR y la comisión de renovación del contrato ha representado 19 pb.

UNICAJA

En el caso de Unicaja Banco, y a diferencia de las otras dos entidades, ha mantenido en todo momento su participación del 9,99% en Caser (ni se ha vendido ni se ha reducido el porcentaje). Al cambiar de dueño Caser, la entidad malagueña tenía derecho a finalizar la relación existente. Sin embargo, no ejerció ese derecho y solo se ajustó el valor razonable de su participación en la aseguradora, por ello percibió 46,87 millones de euros.

También Unicaja ha tenido un doble efecto contable positivo en sus cuentas. Caser y Unicaja Banco son socios para la distribución de seguros de no vida, al mantener el compromiso con Helvetia de distribución de productos en sus oficinas ingresó esos 46,87 millones, pero a su vez, la operación de compra le ha dado un impacto positivo en el capital de 35 puntos básicos.

El banco detalla en sus cuentas que el margen de explotación antes de saneamientos crece hasta junio un 24,3%, impulsado por el ahorro de costes, por los beneficios extraordinarios derivados de la continuidad del acuerdo con Caser para la distribución de seguros no vida y el incremento de los resultados de operaciones financieras. Una mejora que le ha permitido provisionar por covid-19, 103 millones en lo que va de ejercicio, manteniéndose los saneamientos de crédito y adjudicados.

LIBERBANK

El caso de Liberbank es bastante similar al de Ibercaja, vendió un 2,23% de Caser a Helvetia por 27 millones y se quedó con el 9,99% del capital. Además, renovó el contrato de distribución de seguros generales, que incluía el cobro en efectivo de 43 millones de euros.

A cierre de junio, ya había recibido 38 millones de esta comisión complementaria que ha llevado a la entidad a aumentar en un 50,8% los ingresos por comisiones en el semestre, hasta 136 millones. De manera que solo faltan 5 millones.

Por otra parte, la entidad está afrontando la crisis del coronavirus con elevados niveles de solvencia, en términos fully loaded, el ratio de capital de máxima calidad CET 1 era del 14% y derivados de la operación se reconoce un impacto positivos de 17 puntos básicos.