IAG

IAG ha anunciado que invertirá 27.000 millones de dólares (algo más de 24.000 millones de euros) para renovar 142 aviones de su flota en los próximos cinco años. El objetivo es aumentar la eficiencia de estos aviones en hasta un 25%. La medida se enmarca dentro del objetivo de que tiene la matriz de Iberia y Vueling, entre otras compañías, de alcanzar emisiones netas cero de dióxido de carbono (CO2) en el año 2050.

IAG dispara un 5% su número de pasajeros hasta superar los 90 millones

IAG ha elevado hasta los 90,4 millones su número de pasajeros en los nueve primeros meses del año. Una cifra que representa...

Además, el grupo invertirá 400 millones de dólares (363 millones de euros) en combustibles sostenibles de aviación durante los próximos 20 años. Este proyecto incluye la asociación de BA con la compañía especializada Velocys para construir la primera planta europea de reciclaje de residuos domésticos para convertirlos en combustibles de aviación, que iniciará operaciones en 2024. Este nuevo combustible generaría un 70% menos de emisiones que el combustible fósil.

LA LUCHA DE IAG CONTRA LAS EMISIONES DE CO2

El grupo trata de contribuir al logro del compromiso del Gobierno británico de alcanzar la neutralidad en las emisiones de CO2 en 2050 y al objetivo de las Naciones Unidas de limitar el calentamiento global a 1,5 grados.

IAG está comprometido con el primer programa global de las Naciones Unidas para compensar las emisiones de CO2, denominado Corsia, con el que la industria reducirá sus emisiones de CO2 en 2.500 millones de toneladas entre 2020 y 2035 a través de la inversión de 40.000 millones de dólares (36.302 millones de euros) en proyectos destinados a la reducción de carbono.

El resto de medidas que tomará incluye la compensación de las emisiones de carbono de sus vuelos domésticos a partir del año 2020, invirtiendo en proyectos verificados de reducción de carbono equivalentes a las emisiones de CO2 generadas en sus vuelos dentro del Reino Unido, como proyectos de energía solar y programas de reforestación y plantación de árboles.

Además, explorará nuevas tecnologías que permiten capturar carbono de la atmósfera en asociación con Mosaic Materials, que ha desarrollado un material que permite remover las emisiones de CO2 directamente desde la atmósfera. Por último, la compañía pondrá en marcha incentivos para los empleados alineados con los nuevos objetivos de IAG para reducir las emisiones.

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha señalado que la aviación representa “el 2% de las emisiones globales de CO2” y que, además de sus iniciativas, “debe haber una solución global”, ya que la aviación depende directamente de los combustibles fósiles, por lo que “es esencial que los gobiernos apoyen los esfuerzos de la industria para reducir las emisiones a través de incentivos para acelerar la inversión en nuevas tecnologías”.