Ryanair
Chris Ratcliffe/Bloomberg

Los sindicatos de tripulantes de cabina de Ryanair en Europa han decidido en una reunión convocar nuevos paros la última semana de septiembre tras los de julio y agosto. De momento se desconocen las fechas concretas por cuestiones legislativas de los países convocantes, pero lo que si es cierto es que Ryanair vivirá un nuevo caos aéreo si no llega a un acuerdo con los trabajadores.

Según los sindicatos, la nula reacción de la empresa les ha obligado a “convocar una nueva jornada de paro en todos los países que acudimos a la huelga de TCP en julio, y a la que previsiblemente se unirán más países, al menos Holanda. Esa huelga se convocará para la última semana de septiembre, si bien tenemos que armonizar las distintas legislaciones para encontrar el día exacto en el que todos podamos coincidir”, explica Ernesto Iglesias, responsable de Vuelo de USO Sector Aéreo, quien asegura que “el día exacto se conocerá antes del 13 de septiembre, fecha límite de convocatoria para algunos de los países”.

Así lo han decido –en una reunión este viernes 7 de septiembre en Roma– los sindicatos españoles, USO y Sitcpla; el portugués, Snpvac; los belgas CNE-CSC y LBC-NVK; el italiano UIL FILT-CGIL; el holandés FNV, y el alemán Verdi. Además, por primera vez, han estado representados todos los sectores implicados en el conflicto Ryanair, con presencia de tripulación de cabina, pilotos y personal de Tierra. En España, pilotos y personal de tierra no secundarán la huelga, pero en otros países podrían sumarse.

globalia

Globalia nombra a Juan Arrizabalaga director general

El grupo turístico Globalia ha encontrado sustituto a Pedro Serrahima un año después de su dimisión como director general. Su lugar lo ocupará Juan...

Los sindicatos exigen que se aplicase la legislación nacional de cada país en el que opera, con las mismas condiciones laborales a todos los TCP, tanto de la propia empresa como los contratados por agencia o ETT.

“Ryanair ha seguido ignorando, tras meses de negociaciones y reuniones, la ley laboral de cada país en el que opera. Por el contrario, ha seguido con la política de hostigamiento a la plantilla que ha sido su sello por décadas en el trato a los trabajadores”, añade el responsable de Vuelo de USO Sector Aéreo, entre las que se encuentran las cartas de amenaza al personal, tal y como ya denunciaron en MERCA2.

Por su parte, la dirección de Ryanair alega estar comprometida con el reconocimiento sindical tras alcanzar un acuerdo con el 25% de los pilotos irlandeses. “Lamentamos que la mediación haya sido necesaria después de cinco días de huelgas infructuosas”, apuntan.

De esta forma, la aerolínea protagonizará un caos aéreo parecido al vivido este verano. Más de 1.000 vuelos fueron cancelados en España, Portugal, Bélgica, Italia e Irlanda entre el 25 y el 26 de julio por la huelga de tripulantes de cabina. En agosto, la huelga de pilotos también afectó. “La falta de personal en el control aéreo y la huelga innecesaria convocada por los pilotos el 10 de agosto provocaron la cancelación de casi 550 vuelos en agosto, frente a las 27 cancelaciones de agosto de 2017”, alegaron desde la irlandesa.

ESPAÑA EN ‘STAND BY’

La decisión de los sindicatos en Europa se produce en un contexto en el que Ryanair está firmando acuerdos con sindicatos de pilotos y tripulantes de cabina en Irlanda e Italia. Sin embargo, en nuestro país la situación no ha mejorado. La reunión prevista para el 5 de septiembre entre USO, Sitcpla y la dirección de Ryanair se desconvocó tras la dimisión de la directora general de Trabajo, Concepción Pascual. “De momento, no hay alternativa ni en cuanto a nueva fecha de reunión ni de la persona que seguirá al frente de la mediación”, explica Iglesias.

Aún así, los sindicatos denuncian que “en España Ryanair solo se ha sentado con ellos obligado por la Dirección General de Empleo, y nunca ha atendido las reuniones que le hemos solicitado, alegando que es Ryanair quien debe elegir con qué personas de cada sindicato negocia”.

Por su parte, el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) presentó el 3 de agosto una demanda a Ryanair ante la Audiencia Nacional por irregularidad en los contratos de los pilotos que tienen base en España. Tras un año de negociaciones, la negativa de Ryanair a reconocer a Sepla y de aplicar la legislación laboral española de sus pilotos que operan en España fuerza al sindicato a hacer uso de la vía judicial para conseguir este objetivo.

 

Comentarios