Huawei Estados Unidos

El fundador y consejero delegado de Huawei, Ren Zhengfei, se ha mostrado seguro de que la compañía tecnológica sobrevivirá a posibles nuevos ataques por parte de Estados Unidos y ha señalado que, en caso de que se intensifique la campaña contra su empresa, el impacto en su negocio “no sería significativo”.

Durante su intervención en el Foro Económico Mundial, que se celebra en Davos (Suiza), Zhengfei ha recordado que el Gobierno de Estados Unidos incluyó el pasado año a Huawei en la lista de entidades vetadas por razones de seguridad nacional, aunque la aplicación de este veto ha sido pospuesta de momento hasta febrero.

Así, ha afirmado que esta decisión “no ha hecho mucho daño” a la compañía tecnológica, que logró resistir estos desafíos gracias a que se preparó para ello. “Este año, Estados Unidos podría intensificar aún más su campaña contra Huawei, pero creo que el impacto en el negocio de Huawei no sería muy significativo”, ha resaltado.

A este respecto, el fundador de Huawei ha agregado que en 2020, dada la experiencia que ya obtuvo la empresa el año pasado y a que cuenta con un equipo “más fuerte”, en la compañía se muestran más seguros de que pueden “sobrevivir a aún más ataques”.

En este sentido, ha señalado que, dado que no tenían sensación de seguridad en términos empresariales en su relación con Estados Unidos, han gastado “cientos de miles de millones” en preparar su propio plan B, que es lo que le ha permitido resistir la primera ronda de ataques.

HUAWEI: “EEUU NO DEBERÍA PREOCUPARSE”

Por otro lado, Zhengfei ha resaltado que Huawei solía ser “un admirador” de Estados Unidos y ha subrayado que gran parte de éxito se debe a lo aprendido de Estados Unidos en lo referente a la gran mayoría de su sistema de gestión.

“Desde el primer día de Huawei, contratamos a docenas de consultoras estadounidenses para que nos enseñaran cómo administrar nuestras operaciones comerciales. Durante ese período de tiempo, todo el sistema de gestión de la compañía ha sido muy parecido al de Estados Unidos. Estados Unidos debería sentirse orgulloso de eso”, ha remarcado.

En este sentido, ha incidido en que los sistemas de gestión estadounidenses han sido exportados e implementados por Huawei, contribuyendo a su desarrollo. “Desde esa perspectiva, creo que Estados Unidos no debería estar demasiado preocupado por Huawei y la posición de Huawei en el mundo””, ha apostillado.